Rossana, la única

18/05/01 - El Mercurio (Chile)

por Luis Felipe González. A diferencia de sus principales ídolos, Rossana Saavedra no se inició participando en el coro de una iglesia bautista (Sarah Vaughan), ni animando las noches de un sórdido cabaret (Bessie Smith) ni tuvo - como Billie Holiday- que pagar para escuchar en un prostíbulo los discos de Louis Armstrong. Sin embargo, hay algo que la une con las protagonistas de todas estas historias: su anhelo por ser una cantante de jazz a la usanza tradicional. A sus 27 años y más allá...
Ver noticia completa en El Mercurio »
.