La herencia de Rubén Darío

07/02/16 - El Mercurio (Chile)

Pedro Pablo Guerrero 

"Voy en busca del cementerio de mi tierra natal", le vaticina en 1914 a Gómez Carrillo, el fiel aunque no siempre discreto amigo guatemalteco que lo introdujo en la bohemia de París, donde conoció a Paul Verlaine y otros personajes cuyas semblanzas reuniría en Los raros (1896). Alcoholizado y en serios aprietos económicos, como en otros momentos de su vida, Rubén Darío se deja convencer por un empresario que le organiza una gira por toda América. En Barcelona...

Ver noticia completa en El Mercurio »
.