Ordenar por:

Resultados 1 al 3 de 3 para

"Lou Andrés Salomé"

Sharim, a escena con los errores del sicoanálisis

| Ver más »

14/03/03 - El Mercurio (Chile)

La figura de Sigmund Freud y uno de sus desaciertos más notables, el caso Dora, es el tema del nuevo montaje de la compañía Ictus, Feliz nuevo siglo Doktor Freud, de la mexicana Sabina Berman. La obra, bajo la dirección de Nissim Sharim, debutó este fin de semana en la Sala La Comedia. ¿Cómo abordarla? Aquí cinco elementos básicos. El caso Dora: En 1899, la joven Ida Brauer se sometió a un tratamiento para superar sus ataques de histeria. No soportaba que un hombre se le acercara, porque sufría inexplicables ataques de tos. Su aversión nació cuando descubrió que su padre tenía una amante. La joven no resolvió su problema y Freud concluyó que su patología se debía a la envidia que le producía la falta de un miembro sexual masculino. Sabina Berman, la autora: Berman (1956) es escritora, poeta y dramaturga. Es considerada una de las figuras teatrales más importantes...

De mentes geniales

| Ver más »

30/05/00 - El Mercurio (Chile)

Por Ana María Egert y Lourdes Andrés Fotografías: El Mercurio Hijo único, nació en Praga en 1875 y parte de su infancia la pasó vestido de mujer. Un gesto extravagante de su madre, quien así intentaba mantener vivo el recuerdo de su primogénita muerta. Rainer Maria Rilke interpretó esta actitud como desamor. Lo mismo sintió después, a los 15 años, de parte de su padre, quien le impuso seguir su misma carrera, la de las armas, sin tener ninguna vocación y pasando a llevar su sensibilidad artística; el calvario terminó al ser dado de baja en la Escuela Militar Superior de Sankt Plkten. Todos estos antecedentes, si bien no cambiaron la identidad sexual ni le impidieron transformarse a partir de los 23 años en uno de los más grandes poetas de todos los tiempos, influyeron en la inestabilidad que marcó su vida. Sus estudios en la Universidad de München de literatura,...

El retorno del diván

| Ver más »

25/09/01 - El Mercurio (Chile)

Texto Ana María Egert R. Fotografía Carla Pinilla LA ALEGRIA que le produjo su ascenso derivó en angustia. La gerencia, con un montón de gente a su cargo, le desencadenó un estrés casi intolerable. Recuerda: "A pesar de todo, logré que la cosa marchara en la oficina, pero quienes pagaron los platos rotos fueron mi marido, que no entendía mi desinterés en el sexo, y los niños, quienes debieron soportar mis gritos. Hasta que una prima me aconsejó consultar a un sicoanalista". Hoy, esta ejecutiva de 34 años y con más de un año de terapia sicoanalítica, reconoce que ésta le ha ayudado a entender su problema. Hija de un padre calificado por su madre como "un bueno para nada", de niña siempre sintió un vacío: el de un papá con mayor autoridad. A través del tratamiento descubrió que el ascenso había revivido su drama infantil: el tener que desempeñar, tal como su...
.