Buscar
Buscar

La vida le regala una revancha a Gustavo Ortega

07/04/13 - El Mercurio - Deportes

Héctor Opazo y Daniel Gajardo Rancagua 

Hace tres años, un accidente estuvo a punto de quitarle la vida a Gustavo Ortega, entonces de 16 años. Una caída de su caballo tuvo al jinete, hijo del popular José Luis "Loco" Ortega, al borde de la muerte. Fueron 35 eternos días en estado de coma y varios meses en recuperación antes de recibir el alta médica.

El "Loquito" volvió a subirse al caballo, y ayer, de la mano de su padre, logró lo que todo corralero añora: clasificar a la final de Chile, luego de imponerse en la Primera Serie Libre A. Lo hicieron montando a "Granizo" y "Puyipato".

"Feliz de haber llegado al Champion con mi papá. Esto no se me va a olvidar en mucho tiempo. Por el accidente que tuve, pensé que jamás iba a estar en esta arena. Estoy más que feliz. Con esto quedé pagado, y lo que se dé más adelante es yapa. No sé si esto es una revancha, el pasado se queda ahí, y sólo vivo el presente", valoró el muchacho.

"La serie fue muy bonita. Premiar con mi hijo es tremendo. Después de su accidente y de superar momentos difíciles, llegar a la final del Champion de Chile con él es lo más grande a lo que puede aspirar un corralero. Para mí es como ganar el Champion", dijo su padre, José Luis.

Ambos lograron superar a varios de los favoritos en una serie que se hizo eterna (52 colleras para cinco premios), pero nunca flaquearon, y aseguraron el triunfo, de hecho, con una carrera de doce puntos, con dos enquinchadas grandes del "Loco".

"Estas cosas hay que tomarlas con calma. El hecho de tener una collera con mi hijo es la felicidad más grande del mundo. Que sea lo que Dios quiera, pero mi alegría con Gustavo es indescriptible", afirmó Ortega padre, quien apenas llegó con una collera junto a su sobrino Jorge, dupla que siempre animó el cuarto toro del Chileno.

"Estar por primera vez en una final es, para mí, un renacer en el rodeo. Mi padre es un maestro, tengo que seguir aprendiendo de él", cerró Gustavo Ortega.

"Por el accidente que tuve, pensé que jamás iba a estar en esta arena. Con esto quedé pagado, y lo que se dé más adelante es yapa".
Gustavo Ortega

 En la medialuna

El otro Rufino

Protagonista del puntaje más alto de la historia de los Nacionales, Rufino Hernández dejó de ser un jinete "profesional" para instalar su propio criadero, el Millalonco, que ayer consiguió el hito de llegar por primera vez a la final de Chile, con el propio Rufino junto a su hermano Claudio Hernández, el otro protagonista de la hazaña de 2007. "Es muy especial, porque son caballos criados por mí, además de estar con mi hermano, con el que no corría una final desde 2008", dijo el sanrafaelino.

Meza no falla

Dos colleras tiene ya José Tomás Meza en la final de esta tarde. El ex campeón de Chile, haciendo dupla con Gustavo Cornejo, ganó ayer la Primera Libre B en "Fajo y Trigal" y es candidato fijo en la Serie Campeones. "Los potros se han visto bien, ojalá que sigan así mañana (hoy), vamos a tratar de hacer lo mejor posible", afirmó Meza.

Manifestación

Seis jóvenes ingresaron ayer a la medialuna portando carteles que decían "Fin al Rodeo". El grupo, ante las pifias del público, fue sacado a la fuerza por los guardias de seguridad.

2014 Empresa El Mercurio S.A.P.