Ordenar por:

Resultados 1 al 11 de 96 para

"gobelinos"

Mujer chilena, moda y cambios sociales

| Ver más »
Elena Irarrázabal Sánchez Juan Luis Salinas (1973) se define como un cronista. Periodista de profesión -acaba de egresar del magíster en edición de la UDP-, trabaja en la revista Ya de "El Mercurio" en temas que podrían denominarse "de amplio espectro". Lo que incluye desde reportajes de índole social, como la vida de las pastoras aimaras o las vivencias de las mujeres de Alto Hospicio, hasta la trayectoria del modisto Alexander McQueen o la última semana de la moda en París.Paralelamente, a partir de 2010, Salinas fue investigando el desarrollo de la moda en Chile durante cinco décadas -desde los años 50 a los 90-, desafío que lo llevó a sumergirse en múltiples archivos de la época y a realizar más de cien entrevistas. Incluso localizó a algunas de las últimas costureras que trabajaron en grandes casas de moda como "Los Gobelinos": "Me interesan esas fuentes vivas...

Tradición británica

| Ver más »
Texto y producción, Beatriz Montero Ward. Fotografías, José Luis Rissetti.  La figura de una anciana tejiendo sentada en una silla de balancín; la de un hombre leyendo el periódico; la del clásico vendedor de globos; el lustrabotas, y Falstaff, el personaje de Shakespeare, son algunas de las porcelanas Royal Doulton que conforman la colección de Margarita Braun. Un conjunto que inició a partir de doce piezas que heredó de su madre, quien en la década de 1940 comenzó a coleccionarlas. "En esos años las traían Los Gobelinos en Santiago y la Casa Sinn y Page & Smith, en Valparaíso. Nosotros entonces vivíamos en Viña y mi mamá las fue comprando poco a poco allí", recuerda.Fue ella quien, de todas las hermanas, no dudó en adjudicarse parte del conjunto. "Siempre me gustaron, sobre todo por lo preciosas y bien logradas. Basta mirar sus caras para ver lo perfecto de sus...

Íconos navideños del siglo XX

| Ver más »
Por Pilar Navarrete M. fotografías Sergio Alfonso López   1900Ante la crítica de la Iglesia al tono carnavalesco que tenía la Navidad, entrado el siglo XX las cosas empiezan a cambiar: la clase alta deja la calle para celebrar el 24 de diciembre en privado o en clubes sociales. Siguiendo el modelo europeo, junto al pesebre aparece como árbol navideño el pino de Pascua, a diferencia del siglo XIX donde los que se decoraban eran duraznos, ciruelos y damascos. "Aparecen las primeras tiendas por departamento, y con ello las vitrinas con productos importados, y así aparecen los juguetes de niños como regalo para Nochebuena. Los niños de clase alta recibían regalos importados, y los de las clases más pobres, objetos más rústicos", comenta Juan Antonio Santis, autor del libro "Juguetes, 100 años de fabricación chilena" (Ocholibros) y promotor del primer Museo del Juguete...
.