Ordenar por:

Resultados 1 al 15 de 112 para

"Teófilo Cid"

Los centenarios secretos de Nicomedes Guzmán y Teófilo Cid

| Ver más »
PEDRO PABLO GUERRERO "En el límite de los cincuenta, saltan a la otra órbita después de haber vivido y penado largamente como intérpretes genuinos del hombre de Chile y América. ¿A qué seguir hablando del desvalimiento del escritor entre nosotros? Fino y cultivado el insaciable Teófilo -insaciable como todos los poetas malditos-, afrancesado, inclemente en esa su lucidez crítica que casi vino a devorar su poesía; rotundo y fuerte Nicomedes en la mejor filiación de Baldomero Lillo y Carlos Pezoa Véliz, productivo y certero desde la mocedad autodidacta". Con estas palabras leídas en la radio de la Universidad de Concepción y reproducidas en el semanario uruguayo Marcha, despidió Gonzalo Rojas a sus amigos y compañeros de generación, en junio de 1964.Nicomedes Guzmán y Teófilo Cid tuvieron vidas paralelas no solo por nacer y morir en los mismos años, víctimas de la...
Noticias relacionadas:

Recopilación/Teófilo Cid. Soy leyenda. Volumen I./Luis G. de Mussy y Santiago Aránguiz

| Ver más »
FRANCISCO VÉJAR En su juventud ensayó todos los géneros literarios, como se ve en sus obras completas Teófilo Cid. Soy leyenda. El tomo reúne los libros que publicara en vida, más ensayos, cuentos, poemas y traducciones dispersos en periódicos. Luis G. de Mussy R. y Santiago Aránguiz Pinto, los compiladores, rescatan su literatura agregándole una reseña biográfica, una bibliografía y una iconografía. Lo muestran, junto a Enrique Gómez-Correa y Braulio Arenas, como fundador de la surrealista Mandrágora, en 1938. Y luego como un hombre con amplias relaciones. En una foto de 1960 sale con Eduardo Molina Ventura, Braulio Arenas, Guillermo Atías, Fernando Alegría, Jorge Teillier y Enrique Lihn: una generación que lo vio en su esplendor. En el poema "En el bar de los pobres", de Nostálgicas mansiones (1962), se lee: "Hoy he ido a comer donde comen los pobres / donde el...

Teófilo y la teosofía

| Ver más »
Teófilo y la teosofía A Teófilo Cid lo conocí muy poco. Se sabía que había sido funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores, que era el hombre más elegante de Santiago y que de repente, sin que nadie pudiera explicarse por qué, se había transformado en una especie de indigente por decisión propia. Yo había leído su libro de cuentos oníricos titulado Bouldroud, sus crónicas del diario La Nación y algunos de sus poemas. Lo divisé varias veces, pero conversé con él en una sola ocasión. Eso ocurrió por ahí por 1961. Nos habíamos puesto de acuerdo con Jorge Teillier y quedamos de juntarnos a comer en un restaurante que estaba en la calle Huérfanos, cerca del cine Rex. Ya habíamos hecho el pedido, cuando apareció alguien que le dirigió unas palabras a Jorge. "Es el poeta Carlos de Rokha", me dijo. Lo invité a que acercara una silla y se sentara con nosotros. Ahí estábamos los...

Hernán Valdés: "No soy un fantasma indiscreto"

| Ver más »
María Teresa Cárdenas M. El sol empieza a calentar tímidamente después de un duro invierno en Kassel. Ya no hay nieve, pero Hernán Valdés (1934) aún no puede pensar siquiera en cultivar su huerto. "La tierra es un barrial, y todas las plantas están a la espera de más calor", dice. El ánimo tampoco lo acompaña. Ulrike, la joven que conoció en Hamburgo en los años 70 -cuando ella ya había leído y traducido al alemán su libro Tejas Verdes -, con la que se casó y tuvo a su hijo Fabio -matemático y especialista en informática-, debe someterse en estos días a un complejo tratamiento médico. "Siento esta mezcla de malas y buenas noticias", escribe en uno de los tantos correos electrónicos intercambiados en los últimos seis meses, después de visitarlos en la acogedora casa que construyeron a su gusto, en un entorno paradisíaco. Entonces contó que habría una nueva...
Noticias relacionadas:

18 títulos que destacan en la oferta editorial 2018

| Ver más »
Pedro Pablo Guerrero y Roberto Careaga Matar a comendador, de Haruki Murakami (Tusquets)Sería "una historia rara". Eso fue lo único que Murakami adelantó, hace un tiempo, sobre su última novela. Matar a comendador tiene cerca de dos mil páginas, se publicó en japonés en dos tomos y en 2018 tendrá su lanzamiento en español a través de Tusquets, que editará el volumen 1 con el subtítulo "Ideas emergentes". Sigue la historia de un personaje llamado Yo, un pintor que luego de separarse de su mujer se instala en una casona lejos de todo en las montañas, donde se obsesiona con un cuadro de la casa titulado "Matar a comendador". Un vecino complica las cosas para el personaje y, sostiene la editorial, se empiezan a desencadenar hechos extraños. El segundo tomo, Metáfora móvil , se centra básicamente en el autor del cuadro.Historia de la relación civil-militar en Chile. Desde...

Blog: Purgatorio chilensis

| Ver más »
Blog.-El deporte favorito de los pocos chilenos que leen es descubrir un escritor que nadie más que ellos conocen. Si empieza a ser popular, deja instantáneamente de interesarles. Así, pocas cosas puede haber más cómodas que ser un escritor raro en Chile. Desde Juan Emar, pasando por Teófilo Cid, Miguel Serrano, José Santos González Vera, Luis Cornejo, Gómez Morel, Enrique Araya, Eduardo Anguita o Rosamel del Valle, cualquier capilla apartada del camino encuentra entre nosotros inmediatamente feligreses fanáticos que reinterpretan la historia de la literatura mundial a los ojos de su héroe olvidado. Algunos merecen con creces el homenaje, otros menos, otros nada, da lo mismo. Salvados por igual surrealistas chilenos o hiper-realistas criollos, no hay manuscrito de mil páginas, ni edición olvidada en un anaquel polvoriento que no reciba inmediatamente un amanuense...

Rescate literario en los 100 años de Enrique Gómez-Correa

| Ver más »
Rescate literario en los 100 años de Enrique Gómez-Correa Marilú Ortiz de Rozas Practicaba la profecía y hacía crepitar la ira de los elementos en sus versos. "Yo veré como la imagen mía / Renacerá en las piedras (...) / Y seré la más terrible llama / Porque yo soy la definición de todo amor", escribió Enrique Gómez-Correa en "Las hijas de la memoria". Fue su primer libro, publicado en 1940, y Editorial La Mandrágora lo reeditó a comienzos de año para inaugurar los festejos del centenario de este autor nacido el 15 de agosto de 1915 en Talca y fallecido en 1995. El viernes pasado abrió una exposición sobre él, y se le dedicó un coloquio en la Universidad de Talca, en el que participaron diversos especialistas de su obra y su hijo Xavier Gómez. En tanto, en Santiago, ayer en la Biblioteca Nacional se le rindió un homenaje bautizado "Cataclismo/Revolución", con ponencias de Hernán Ortega, Daniela Sol y Marcelo Mendoza,...

Poesía de los afectos

| Ver más »
Poesía de los afectos La admiración es uno de los sentimientos humanos más nobles. En efecto, admirar es esa tensión del alma hacia otro en la que la energía movilizante es un "mirar con amor"; esto es, un mirar al que a la simple facultad cognitiva (mirar, observar, especular) se le funde un afecto amoroso. Entre los poetas, en medio de los cuales no pocas veces se invocan solo las querellas y diferencias, también la admiración ha jugado y juega un papel no infrecuente y menor. Baudelaire hacia Edgar Allan Poe, Verlaine hacia Mallarmé son dos ejemplos próximos y celebres de admiración poética, así como en el pasado lo fueron la de Dante hacia Virgilio y la de este hacia Homero. El Libro de homenajes , de Jorge Teillier, tiene, en su tono general, un constante gesto de admiración hacia algunos camaradas en las letras y en la vida, con los cuales parece integrar una suerte de cofradía que supera...
Noticias relacionadas:

Las abundantes vidas que están por escribirse en Chile

| Ver más »
Las abundantes vidas que están por escribirse en Chile ROBERTO CAREAGA A estas alturas, pareciera que ya no queda nada por saber de Bernardo O'Higgins. Figura central de la independencia chilena, su gesta es material de enseñanza escolar desde los primeros años y su vida ha sido tema de películas, series de televisión e innumerables libros. Sin embargo, hay quienes creen que aún falta por decirse. "Yo diría que no hay una gran biografía de O'Higgins", dice el historiador Cristián Gazmuri, mientras su colega Fernando Silva añade que todas las que existen, al igual que las dedicadas a José Miguel Carrera o Diego Portales, son "antiguas y, lo que es peor, sesgadas". Puede que el asunto exceda al personaje y que el problema esté en el género: en la endémica escasez de biografías en Chile."Es una tierra baldía", dice Matías Rivas, director de Ediciones UDP, sello que tiene una línea dedicada al tema, Vidas Ajenas. "Si empiezas...

Angélico y Demoníaco

| Ver más »
por Francisco Véjar PERTENECIENTE a la familia de los poetas malditos chilenos, Carlos de Rokha sintió a temprana edad el llamado de Rimbaud de hacerse vidente a través de un desorden sistemático de todos los sentidos. Fue tanta la admiración por el escritor francés que en 1954, al cumplirse cien años de su nacimiento, escribió a manera de homenaje en la revista Polémica, Rimbaud el desconocido donde esboza el ímpetu revolucionario e iconoclasta de la poesía y de la vida de ese creador. Según testimonio de su hermana Lukó, Carlos recitaba de memoria pasajes de Temporada en el infierno. Acerca de su personalidad, dice: - Era un poeta en todas y cada una de sus actividades; hasta comer un trozo de pan era para él un acto poético. Era un ser angélico y demoníaco al mismo tiempo. Vivió inmerso entre la realidad y el sueño. Su existencia estuvo poblada de visiones que...
.