Ordenar por:

Resultados 1 al 15 de 316 para

"Soledad Villagrán Varela"

Reductos de sibaritas

| Ver más »
Texto, Soledad Villagrán Varela Producción, Carolina Ovalle Fotografías, Sebastián Sepúlveda En honor a los detalles Guisos, chupe de loco y caldillo de congrio forman parte del menú criollo que Cecilia Mc Manus ofrece en su casa. En ocasiones incorpora a su oferta carne de ciervo y de liebre que le proveen amigos del sur aficionados a la caza. Los sabores mediterráneos y franceses se suman a sus inclinaciones y prepara risotto o confit de pato siempre agregándoles un par de acompañamientos, como ñoquis de polenta y chalotas acarameladas. "En los platos de fondo me encanta armar tríos", dice esta mujer que de tan entusiasta con las artes culinarias terminó formando junto a su amiga Carmen Safián, la tienda De Cocina, hace doce años. Y así como puede pasar horas preparando recetas, también las pasa esmerándose en la presentación de sus comidas. Una clara...

Universos de color

| Ver más »
Texto y producción, Soledad Villagrán Varela Fotografías, Juan Ernesto Jaeger Las pinceladas sueltas y decididas con las que va acuarelando sus dibujos infantiles son tan bonitas como los colores pastel que Soledad Castillo (30) ocupa para alegrar sus composiciones hechas en pequeñas láminas de paspartú. Obras que esta artista de la Universidad Católica y grabadora del Taller 99 inició este año para regalar a las guaguas que iban naciendo en su familia o que tenían sus amistades. Este acercamiento improvisado a las acuarelas le resultó tan fascinante y fructífero, que se vio realizando muchas más de las que necesitaba. Con "los monos hechos" acumulándose en el taller que tiene en su casa, decidió enmarcarlos para ver qué pasaba. Vía e-mail y datos, su propuesta decorativa fue tomando vuelo y ahora dedica sagradamente dos días de la semana para hacerlas (Contacto:...

Las caras tras la firma

| Ver más »
Las caras tras la firma ¿Cuál cree usted ha sido el aporte de estos críticos a la plástica nacional? Texto, Soledad Villagrán Varela Fotografías, Viviana Morales PEDRO LABOWITZ POCO ÁNIMO PARA LO CONCEPTUAL "Hágame otra pregunta mejor", pide Pedro Labowitz para zafarse de decir quienes son los artistas chilenos que más le gustan. Como presidente en Chile de la AICA y varias veces presidente del círculo de críticos de arte nacional, y columnista del períodico chileno–alemán Cóndor, prefiere no comprometerse con nombres, aunque desliza que Matta, Cienfuegos y Toral son buenos. Labowitz, que tiene más años de los quiere confesar, nació en Viena y llegó en tiempos de guerra a Chile junto a su madre. Su padrastro, el multifacético artista Francisco Otta es el responsable de que se enamorara de la plástica, aunque reconoce tener nulo talento para el arte. "Me divierte hacer crítica. Me...

Universo excéntrico

| Ver más »
Texto, Soledad Villagrán Varela / Fotografías, Homero Monsalves A sus 50 años, Iván Daiber está rodeado de mujeres, el gran tema de su obra. Casado y con tres hijas, es un hombre sumamente inquieto y tenazmente reservado, que se entretiene diseñando cosas, desde casas, esculturas y objetos varios. Si no fuera escultor haría ropa de mujer o estaría viendo la manera de concretar las ideas que salen de su mente gráfica. Consigo siempre lleva un lápiz: conversa y está dibujando, mira y está dibujando. Habla poco, pero sabe expresarse a través de sus obras. Mientras estudiaba Arquitectura en la Universidad de Chile siguió pintando, algo que hizo desde pequeño, tomando el ejemplo de su padre médico que llegaba a casa, se sacaba el delantal y se sumergía en su taller. Cuando Daiber comenzó a ejercer su carrera, trabajaba en paralelo sus pinturas que poco a poco empezaron a...

Valiosas piedras mapuches

| Ver más »
Valiosas piedras mapuches Texto, Soledad Villagrán Varela Retrato, Carla Pinilla Grandé Fotografías, gentileza Álvaro Mardones César Rossetti sostiene que él es una muy buena mezcla de la sangre chilena que le corre por parte materna y de la que le viene el gusto por "lo clásico", y la italiana heredada de su padre, que le permite abordar con ímpetu cualquiera de sus proyectos. Es fundador, junto a su madre, de la dulcería Las Palmas, además de coleccionista y "operate". Cuando viaja por Europa puede "dejar de comer" pero va al museo y a la ópera, además de entretenerse en los anticuarios y en los mercados de las pulgas, o sea, lo mismo que hace en Chile en sus tiempos libres yendo al Teatro Municipal y recorriendo la galería Los Pájaros, el persa de Franklin y los galpones del Parque de los Reyes. Husmeando por esos sitios llenos de cachureos, en suelo nacional y extranjero, ha dado origen a sus...
Noticias relacionadas:

El valor de la sencillez

| Ver más »
Texto, Soledad Villagrán Varela Explica por teléfono que prefiere mantener su ausencia de lo público, al menos en lo referente a este reportaje. "Siempre tengo que decirle que no a los periodistas", dice. "Los monjes estamos ocultos, tranquilos, nuestro lenguaje es el silencio", sentencia con un tono cálido pero firme. El nombre del padre Gabriel Guarda, a sus 77 años, se asocia a muchas obras en el campo de la historia y el urbanismo, las que según sus cercanos poseen un sello especial al estar sustentadas en su vida espiritual de hombre de Dios. Vistiendo el hábito de San Benito, su figura alta y delgada "evoca la imagen de un monje medieval", comenta su amigo y arquitecto Hernán Rodríguez. "Es una persona sobria, más bien tímida y sensible (...) Siempre atento a la belleza y a la verdad que forman parte de una misma concepción", indica. Cecilia García Huidobro,...

Catalana Intrépida

| Ver más »
Vea galería de fotos Texto, Soledad Villagrán Varela Retrato, Juan Francisco Somalo Fotografías, gentileza Patricia Novoa y Roser Bru Anda por el mundo como si los años no le pesaran. Más aún, parece que ni siquiera se instalaran en ella y sólo se limitaran a pasar por su lado: tiene 84 y uno se pregunta dónde los esconde. Su sorprendente jovialidad algo tendrá que ver con esa curiosidad que irradian sus ojos de niña inquieta. Roser Bru es ante todo una artista cálida, graciosa, lo que contrasta con la dureza de su obra. Vende pocos cuadros, justamente porque tienen "cierta carga", que no es otra cosa que su visión comprometida y humanista frente a las injusticias y también la puesta en tela de su persistencia en tomar temáticas que resignifican la memoria histórica. - No me gusta nada la indiferencia- , ha dicho ella, que es buenaza para tomar partido por las cosas.
Noticias relacionadas:

Nostalgias del Paisaje

| Ver más »
Texto, Soledad Villagrán Varela / Retrato, Homero Monsalves Álvaro Bindis (40) es un pintor de rituales. En su taller fuma tabaco en pipa porque el humo, según dice, le da al espacio una "cadencia" que le sirve para observar mejor sus pinturas. También se da tiempo para tomar café expreso que saca insistentemente de una pequeña máquina instalada cerca de sus telas. Así logra estar cómodo en la mansarda de su casa, donde eligió instalar su lugar de "ostracismo" hace tres años. Bindis siempre supo que quería pintar; ser arquitecto-pintor. Sin embargo, el trabajo colectivo que le significaba estudiar Arquitectura lo hizo desistir de esa carrera a los dos años de cursarla en la Universidad Central. "Estaba con el individualismo muy marcado", explica. En 1986, entró a estudiar Arte a la Universidad de Chile, en tiempos en que su padre, Ricardo Bindis, era crítico activo de...

La entusiasta de Santiago

| Ver más »
Texto, Soledad Villagrán Varela Retrato, Gonzalo López V. Fotografías, archivo El Mercurio Nunca se ha puesto un traje sastre y tampoco ha desistido de su melena a la que a sus "cuarenta y tantos" no ha sido necesario pintar ni una sola cana. "¡Mira lo que te voy a mostrar!", dice y exhibe la foto que tiene en la pantalla de su celular, donde aparece ella chiquitita –retratada por Perla Searle, amiga pintora de su madre– con los mismos ojos vivaces de ahora e idéntico pelo. "Encuentro de altísimo riesgo a estas alturas del partido cambiar de peinado", insinúa Magdalena Piñera con esa risa que no la abandona nunca. Es una fanática de Santiago, lo conoció caminando al lado de su padre los domingos después de almuerzo, "hay algo de pasión de niña por la ciudad". Y eso lo refleja en la institución que dirige. "Todo el día estamos rastreando lo bello de la ciudad y...

Blog: Ramiro Llona, pintor: un peruano de gran formato

| Ver más »
Blog.-Texto, Soledad Villagrán Varela Fotografías, gentileza Ramiro Llona R amiro Llona es un tipo tincudo; dueño de una imponente figura de 1.90 m y una sonrisa que tiene el parecido y el encanto de la de Alejandro Jodorowsky. Quienes lo conocen en Chile lo encuentran fascinante, e incluso al teléfono desde Lima logra confirmar esa impresión con su estilo carismático y transparente. Tiene 60 años, el alma de un “adolescente perfecto”, como dice, y pánico a “fosilizarse”. “A veces me da la sensación de que la gente a los 30 años se retira de la vida, tienen trabajo, mujer, hijos y paran de cuestionarse las cosas centrales. O cuando llegan a los años que tengo se convierten en una especie de señorones. A mí me interesa muchísimo vivir en una especie de libertad responsable”, sostiene el artista que según el crítico chileno Ernesto Muñoz “cubre el...
Noticias relacionadas:
.