Ordenar por:

Resultados 1 al 12 de 1.050 para

"Nicolás Luco"

Más suave, más astuto

| Ver más »
Nicolás Luco Almaceno mis fotos digitales, y el computador me pide identificar las caras. Tipeado el nombre, la máquina lo asocia al rostro. La próxima vez que aparece, me pregunta si se trata de Magdalena, o de Martín, o de algún otro de mis conocidos ya inscritos.Admirable.Se equivoca. Me ha preguntado si mi hija es mi mujer. ¡Bien por mi mujer, mal para el computador!Se le perdona. ¡Cuántas veces uno se confunde! Cuando quedé en pana en la plaza Italia y se detuvo mi compadre Jorge San Martín a ayudarme, lo traté durante toda la operación como si fuera mi amigo Eduardo Ravani, del Jápening con Já. A Jorge nunca le gustó que lo confundiera.Al revés del proceso de decadencia que sufre mi memoria de rostros, los sistemas de reconocimiento digital de caras se perfeccionan.Hace exactamente dos lunes, el profesor Domingo Mery, de la Escuela de Ingeniería de la UC, ganó...

Seguridad en el transporte público

| Ver más »
Señor Director:Entre el 16 y el 18 de septiembre tiene lugar en Berlín la feria "Future Security 2014" (www.future-security2014.de). El día 17 se presentará el proyecto "Secur-ED", que busca coordinar los sistemas de seguridad en el transporte público de Europa y que cuenta con un presupuesto de 40,2 millones de euros y 39 socios.El proyecto está en pruebas; se han logrado coordinar los sistemas de seguridad en los ferrocarriles de Berlín, Madrid, Milán y París. Fraunhofer, institución patrocinante que tiene sede también en Chile, en un comunicado cuenta por ejemplo de cómo en Madrid se envió desde un celular la foto de un sospechoso a la central de comunicaciones de los buses, desde esta se escanearon los rostros de todos los pasajeros de buses en Madrid hasta dar con el que más se le parecía. En otro ejemplo, un chofer de bus informó a la central de un sospechoso que...

Perder en el "gato"

| Ver más »
NICOLÁS LUCO Qué temor ante la propia fragilidad suscita el juego "Quarto!", una sublimación del tradicional "gato" que me regalaron.Lo terrible es que es fácil perder. Uno se concentra en una variable para terminar la línea y ¡zas!, el adversario le gana por el sector más insospechado. Resulta imposible, concluyo, mascar chicle, andar en bicicleta, contestar WhatsApps y sonreirle a un conocido, todo al mismo tiempo.Para colmo del terror, ante mi propia incapacidad de controlar variables en forma simultánea, una amiga periodista me regaló "The War that Ended Peace", por Margaret MacMillan. Muestra el estado de paz previo a la Primera Guerra Mundial, la efervescencia por el progreso que apareció en la Feria de París del 1900.Y miro alrededor y me parece tan fácil que se nos escape una variable, como en el juego "Quarto!" y perdamos todos esta especie de paz mundial.Me siento...

Podemos desaparecer

| Ver más »
NICOLÁS LUCO Fracasé en el cementerio de Illapel, los terremotos no han dejado rastros de mis antepasados del siglo 19 que viajé a descubrir el martes pasado.Mis genes me interesan. Veo a mi bisabuela Demofila en mi nieta la "Canque"; es preciso que me parezca a otros.El "Scientific American" de este mes se dedica al tema. Pero no cubre un par de siglos, sino que toda la evolución.Igual, habla de mis genes, de los genes de todos nosotros, en realidad.Lo que la ciencia entiende hoy por evolución es muy distinto de lo que se entendía allá por los años 1990, dice, con desprecio.La evolución antes se veía como un árbol donde las ramas con hojas, las exteriores, representaban a las especies triunfadoras, las sobrevivientes, las que provenían de otras ramas ya superadas que se imbricaban con el tronco.Pero los seres humanos no surgimos de una posta, explica la publicación, no...

Renovemos el Juicio Final

| Ver más »
NICOLÁS LUCO Mi amigo David Benavente me dijo una vez que el Juicio Final podría ser con todos nosotros ahí, sacándonos una casete del cráneo, donde estaba grabada la vida, y entregándola para que la compartiéramos. Entretenido.Estaría la eternidad por delante, y uno podría instalarse ante cada cual, entendiéndolo, queriéndolo, desolándose.Mi nieta Amelia ahora dispone de otra tecnología: me instruye sobre las cámaras GoPro. Conoce a tres personas que se la han comprado. Suben sus videos y fotos a Instagram, Facebook, lo que sea.Abro internet y encuentro un modelo que se llama "Héroe 3".¿Héroe 3?Ahí me lo explica: la cámara sirve para grabar mis proezas:...de conducción automovilística (cero), mis expediciones de buceo (nunca), cuando ande en moto (mi mujer me parricida antes de permitírmelo), cuando salga a patinar (huesos demasiado quebradizos, mejor no), cuando...

Cóctel con un talento

| Ver más »
Nicolás Luco Rojas Tenía que ir a un cóctel para el profesor Douglas Hofstadter, autor del libro "Gödel, Escher y Bach", de 880 páginas que -escribí en una columna anterior- ya no me alcanzaba a "tragar".Imagínense el problema de un soldado raso que, en un matrimonio, le toca la misma mesa que a su general. Así me iba a sentir al estar con un maestro mundial -caminante de los mayores atrios de la ciencia, pianista, Premio Pulitzer, millones de libros vendidos, políglota, etc., etc., etc.- Y ¡dos años menor que yo!Como en mi artículo me había reído un poco de él, sus devotos (ni idea que hubiera tantos) me podrían perfectamente escupir, cosa que no ocurrió.Respiré hondo y toqué puntualmente el timbre en la reja de la casa del anfitrión. Y detrás de mí ¡venía Douglas Hofstadter con su mujer! Me tupí tanto que pregunté en inglés al citófono "Is this the house?"...
Noticias relacionadas:

Viene mi cumpleaños, quiero un dron con cámara

| Ver más »
NICOLÁS LUCO  No, no quiero un dron para mirar bañistas; la terraza de mi departamento da directo sobre la piscina. Además, todavía no es época.(Un dron es un avión o helicóptero no tripulado que puedo manejar a distancia y que puede llevar una cámara que transmite imágenes a mi teléfono celular).Me gustaría un dron para ver cómo es el jardín de una cercada mansión en calle Francisco de Aguirre, que siempre me ha intrigado.Me gustaría para explorar barrios difíciles, o sectores de fachada continua con sus grandes jardines interiores. A lo mejor, husmear el patio de una cárcel.Haciendo la ruta entre Pedegua e Illapel podría detenerme en los recodos y ver qué hay al otro lado del cerro antes de arriesgarme a seguir. O acercarme a lugares inaccesibles previamente explorados por Google Earth.También me serviría para estimar el tamaño de manifestaciones, o calcular el...

Con un tipo excepcional

| Ver más »
NICOLÁS LUCO Tengo este amigo unos 10 años menor, profesional internacional; lo llaman de hacedor y de asesor; viaja mucho, y no se queja por eso.Lleva a su familia, que es larga, a excursiones indistintamente al valle del Elqui o al valle de los Caídos. Él aprende antes de llegar y no se olvida de lo que ve. Sabe algo de mapudungún, usa las más complejas aplicaciones para sus equipos tecnológicos, sabe hablar desde el corazón.Se acaba de comprar un dron que vuela por 15 minutos sobre su casa en Santiago, las imágenes de la cámara del tetrahelicóptero le llegan en vivo a su celular. Me muestra cómo asusta al perro.Se declara consumista de tecnología. Nunca ve TV.Lee, juega y chistosea con su seis hijos. Es amigo de la Virgen de Guadalupe. No sé cómo sabe más que yo en tecnología. Ignoro de dónde saca el tiempo. Parece que vive, no más, en un océano donde él es una...

¿Encenderé la estufa?

| Ver más »
Nicolás Luco Con estos fríos, ni quiero ver mi cuenta de electricidad.Por eso, estoy feliz por una noticia estadounidense.El 1 de julio cumplió en Washington D.C. un año en funciones una casa de 252 m {+2} , dos pisos, cuatro dormitorios, donde vive un matrimonio de profesionales con dos hijos, de 8 y 14 años. Sobrevivió a cinco meses de temperaturas bajo el promedio y con el doble de nieve invernal que un año normal. Y se calienta con electricidad.Pero la pareja no gastó un peso. Al revés, ganó plata.Porque en el techo tenía 32 paneles fotovoltaicos y produjo la energía para sus gastos y le sobró para "exportar" a la "Chilectra" local. En Chile no tenemos aún mecanismos para que un domicilio genere energía y se la "venda" a la distribuidora eléctrica.La casa gringa estuvo controlada todo el año por la institución gubernamental a cargo de normalizar estándares y...

Cabecearse con el Mundial puede ser una conmoción

| Ver más »
Nicolás >Luco Una investigadora de educación de este país "peló" a un colega: "Lo llamé, y andaba en Brasil, ¡un investigador!", me dijo.Pero encontré después investigaciones sobre el Mundial; el tema del fútbol abre el apetito de algunos académicos.The New York Times acaba de publicarle a Dean Karlan, profesor de economía de Yale, un informe. Se preguntó: ¿el triunfo de cuáles países en el Mundial generaría más dicha entre los más pobres? Donde hay más pobres y más pasión por el fútbol. Nigeria sería el número uno; después siguen Brasil, México y Ghana. Ya sabemos lo de Brasil, y a mediodía sabremos de los pobres en Nigeria.Justo ahora aparece un estudio mexicano hecho en el fútbol inglés: los efectos de la ansiedad, la adrenalina y la fatiga en los jugadores. Provocan, indirectamente, torceduras violentas de las articulaciones y distensiones musculares en...
.