Ordenar por:

Resultados 1 al 6 de 6 para

"Marcelo Varetto"

Con efecto teatral

| Ver más »
Texto, Beatriz Montero Ward / Producción, Paula Parot R. / Fotografías, Sebastián Sepúlveda Vidal Para los arquitectos Marcelo Varetto (09 309 6838) y Claudia Rendic, el departamento donde viven hace diez años es un verdadero centro de experimentación, una especie de laboratorio en el que ponen en práctica sus ideas respecto al uso del color, de las mezclas de texturas y de las combinaciones de piezas de los más diversos estilos. La casa es para ellos un espacio de juego, que modifican constantemente, buscando siempre imprimirle a cada ambiente un sello diferente. - Esta es una de las tantas decoraciones que ha tenido este lugar ­asegura Marcelo­, y es bastante invernal, con un efecto algo teatral. En verano, en cambio, luce mucho más liviano y fresco- . Varetto es profesor de plástica en la Universidad Central y su mujer, de urbanismo y paisajismo. Por su formación,...

Rescatar lo retro

| Ver más »
Texto, Andrea Wahr Rivas Fotografías, José Miguel Pérez Tres semanas demoraron los trabajos de remodelación del café Pérgola de la Plaza. Dentro del marco de la renovación de la Plaza Mulato Gil de Castro, se hizo más patente la necesidad de contar con una nueva fisonomía para este lugar. Las dueñas del local, Marcela Adriazola y Ana María Urzúa, se contactaron con los arquitectos Hugo Grisanti y Marcelo Varetto y les dieron completa libertad para trabajar. No se hicieron modificaciones estructurales. Lo más radical fue trasladar el bar hacia atrás y crear un tabique de espejos para aislar la cocina. También hubo que cambiar las instalaciones de aire acondicionado y electricidad, sellar las ventanas y arreglar los baños. "El concepto general con el que trabajamos fue mantener el estilo retro Art Nouveau de la construcción y conservar la idea de pérgola que...

Renacer con estilo

| Ver más »
Texto, Soledad Salgado S. Fotografías, José Luis Rissetti. Hasta hace un par de años no eran turistas quienes se paseaban por sus habitaciones, sino personas que arrendaban por pieza, en su mayoría inmigrantes que encontraban en la zona de Santiago poniente un ambiente afable y conocido. La historia cambió cuando Tatiana Galdrez y su marido, el australiano Simon Shalders, pusieron un ojo en la construcción y comenzaron a darle vueltas a la posibilidad de concretar allí un sueño pendiente: instalar un hotel boutique.La casa, de 1912, y con 17 habitaciones, se prestaba para el objetivo. Esto, sumado al manejo de la pareja en temas de hotelería -son dueños del hostal La Casa Roja, a pasos de ahí- los motivó a hacer una oferta por la propiedad, una vez que murió la propietaria. "Hace unos diez años empezamos a ver que el viajero pedía más, y queríamos hacer algo más...

La era pre mall

| Ver más »
La era pre mall Texto, Pablo Andulce Troncoso Fotografías, Carla Pinilla Grandé y Viviana Morales  Él le mandó una solicitud de amistad en Facebook. Ella aceptó y le dio "Me gusta" a su foto de perfil. Un día, Foursquare les indicó que estaban cerca. Eso fue en Lollapalooza. Se textearon, se conocieron, se gustaron. Desde que salen se encuentran después de la universidad, muchas veces en malls como el Parque Arauco y el Costanera Center.Gran parte de esta historia, muy posible ahora, habría sido de ciencia ficción en los 80. Cuando las estrellas que nos visitaban eran pocas y venían de países cercanos; las fotos se revelaban y sólo los ejércitos usaban GPS; la gente se conocía cara a cara y el "lolerío" se juntaba en lugares como los caracoles de Providencia, el Drugstore y los Cobres de Vitacura.Los 80 estuvieron marcados por una serie de conflictos, crisis y cambios políticos,...

Exteriores gourmet

| Ver más »
Texto, Mireya Díaz Soto / Producción, Paula Fernández T. Fotografías, Gonzalo López y Viviana Morales CAMPO CONTEMPORÁNEO "Queremos un lugar donde hacer asados y juntarnos con nuestros amigos", pidieron Magdalena Barros y José Tomás Bustamante para la casa donde viven con sus cuatro hijos en El Olivar, en Rancagua. Mientras ella pensaba en algo moderno, su marido prefería un diseño más tradicional y "acampado". Finalmente lo dejaron en las manos de los arquitectos Gonzalo Velasco y Cristóbal Fuenzalida (contacto@fvarq.cl), quienes además estudiaron el lugar más adecuado para instalar la obra que, finalmente, pese a tener una imagen contemporánea, "conserva la calidez de lo campestre". El sector elegido fue al fondo del terreno, alejado de la casa y junto a la piscina. El programa de 85 m2 se compone de un amplio espacio común, donde se ubican la parrilla, cocina y...

A orillas de Emar

| Ver más »
Patricio Tapia Neruda lo llamó "un gran ocioso que trabajó toda la vida". Ese trabajo fue escribir. Escribió sobre arte, sus "Notas" en el diario La Nación, y escribió también un "arte" propio, su obra literaria. Las primeras las firmó con el seudónimo de Jean Emar, que posteriormente cambió por el de Juan Emar, al publicar aquellos libros de narrativa llamados a impactar el ámbito literario nacional, pero que fueron casi ignorados. La crítica Si sus "Notas" enfrentaron a Emar con quienes oficiaban como críticos en la plástica, sus libros gozaron del mayor de los silencios; entre otras razones, porque en ellos descalificaba a nombres destacados de la crítica literaria (en Miltín 1934 ridiculiza a Alone y desdeña a Raúl Silva Castro). Sin embargo, han sido los críticos literarios los que han revalorizado la obra de Emar, con cierta timidez en los años setenta y...
.