Ordenar por:

Resultados 1 al 3 de 3 para

"Lily Ahumada Feliú"

Obituario

| Ver más »
DEFUNCIONES* Lily Ahumada Feliú* Adolfo Aristegui Caprile* Maximiliano Correa Hidalgo* Giovanni Ferralis Massa* Ma. Angélica Ibarra Mejías* Gabriela Leiter Cavada* Camila Antonia López Sierra* Filomena Lucero Lucero* Patricia Maturana O. de Geiger* Lily Murúa vda. de Fuenzalida* María Luz Amanda Ossandón Rojas* María Angélica Rivadeneira Arenas* Lidia Marcela Rodríguez Delfariel* Alicia Beatriz Seguel Retomano* Jaime Ugarte Martínez* José Francisco Ureta Roldán* Dilia del Carmen Zúñiga SepúlvedaIN MEMORIAM* Emilia del Carmen Valenzuela...

In Memoriam, Ex alumnos, Oficios Religiosos, Agradecen Condolencias, Matrimonio, Matrimonio Concertado, Sociales, Nacimientos

| Ver más »
Julio Bustamante Bezanilla Fue un hombre de la tierra, forjándose en un vivir hacia ésta, amándola. Conocía desde adentro el valor de la "ruralidad" y el "agro" chileno. Valores propios de nuestra tradición que él validaba calladamente. Muchas cosas se pueden decir de su persona en el parámetro humano, sin embargo, una cualidad asombraba, porque se da de manera escasa: su capacidad de gozar con lo ajeno, agradándose ante la alegría del otro. Ésta era su manera más íntima y espontánea en lo amigable de la belleza de su condición de integridad. La naturalidad de este "gozo" no era casual, sino que respondía a su fundamento del vivir apegado a la corrección, haciendo mundo con la palabra ligada a la obra. Su carácter fuerte estaba templado por una disciplina interna que se le intuía. Sabía mandar con la autoridad de quien aprende a obedecer. Se sentirá su pérdida...

Un Vicepresidente Todo Terreno

| Ver más »
Por ANA MARIA PEREIRA B. Llevaba siete años en el Banco Israelita y empezaba a ascender posiciones, cuando a los 28, logró juntar sus primeros 500 dólares, todo un dineral para la época. Fue en ese momento que el entonces presidente del banco, Manuel Litvac, lo llamó al orden: - León, usted tiene que abrir una cuenta afuera y juntar dólares. Y cuando alguien le diga que es un mal negocio, usted junte no más; y si le dicen que el dólar no vale nada, usted no le haga caso a nadie. Si bien es cierto que mantener la moneda dólar tiene un costo, también es cierto que permite que usted se movilice con absoluta independencia. Yo me he acostado con el dólar los últimos 30 años y nunca me ha ido mal. "Este consejo lo he seguido al pie de la letra, y la verdad es que llevo más de 30 años acostándome con el dólar y me ha ido bien", rememora León Dobry Folkmann, hombre que...
.