Ordenar por:

Resultados 1 al 3 de 3 para

"Ivan Vsevolozhsky"

"Cascanueces", el ballet imperdible de la Navidad, se presenta en Chile en cuatro versiones distintas

| Ver más »
SANTIAGO.- El "Cascanueces" se estrenó por primera vez en 1892, por encargo del director Iván Vsévolozhsky, de los Teatros Imperiales en Rusia. La obra con música compuesta por Piotr Tchaikovsky, sigue montándose cada año en cientos de escenarios alrededor del mundo, aún a 125 años de su fecha de estreno.La historia narra la noche de Navidad en la casa de los Stahlbaum, donde la niña Clara recibe un hermoso cascanueces de parte del tío más excéntrico de su familia, Drosselmeyer. Por envidia, su hermano Fritz lo rompe, pero mientras todos duermen, el tío lo repara. Cuando da la medianoche, Clara se despierta y ve que su ventana está abierta. El Cascanueces ha cobrado vida.Entonces emprende un viaje onírico que inicia en El bosque de pinos, y continúa en el Reino de la nieve, el País de las Flores y el Reino de los confites. Existe más de un...

Ballet "La bella durmiente": la dulcificada transformación de un cuento de hadas

| Ver más »
Ballet La bella durmiente: la dulcificada transformación de un cuento de hadas Francisca Folch Couyoumdjian Cuando Tchaikovsky recibió la petición de Ivan Vsevolozhsky, director del Teatro Imperial Ruso, de adaptar "La bella durmiente" de Perrault, el compositor se entusiasmó de inmediato, pese a la fría acogida que había tenido con "El lago de los cisnes". Vsevolozhsky quería un "montaje en el estilo de Luis XIV", que recorriera toda la gama musical y estética desde los inicios del ballet en Francia, integrando "melodías compuestas en el espíritu de Lully, Bach, Rameau, etc.". Aludiendo a la fastuosidad de la corte francesa, la obra ofrecería un homenaje implícito al Zar Alejandro III, sugiriendo de paso que el legado del ballet estaba ahora en Rusia.Trabajando rápidamente en la partitura, Tchaikovsky escribió a su mecenas Nadezhda von Meck: "He inventado algunas combinaciones orquestales completamente nuevas que, espero, serán muy hermosas e...

Los secretos de "Cascanueces"

| Ver más »
Marcela Aguilar El ballet más representado del mundo nunca fue, ni de lejos, el proyecto favorito de Tchaikovsky. El compositor solía pasarlo mal componiendo para esos espectáculos. "El lago de los cisnes", recibió tan frías críticas que el músico estuvo diez años alejado del ballet. Entonces se arriesgó con "La bella durmiente", que recibió también ácidos comentarios. Los expertos decían que Tchaikovsky era demasiado sinfónico para hacer música bailable. Y el pobre estaba decidido a elaborar cualquier cosa menos ballet cuando lo llamó Ivan Vsevolozhsky, director de los Teatros Imperiales Rusos, para que escribiera la partitura de "Cascanueces". Tchaikovsky conocía el cuento que inspiró la obra, escrito por E.T. Hoffmann, una fantasía oscura al estilo de los hermanos Grimm, con una protagonista que sale de un problema para caer en otro. Pero la historia original ya...
.