Ordenar por:

Resultados 1 al 16 de 106 para

"Isabel Klotz"

El universo fantástico de Isabel Klotz

| Ver más »
El universo fantástico de Isabel Klotz Texto, Soledad Salgado S. Producción, Paula Fernández T. Fotografías, Viviana Morales R.  Quieren que les haga pan? pregunta Isabel Klotz, y antes de esperar la respuesta ya está esparciendo la harina y ofreciendo té en hojas y huevos de campo. Dice que los momentos de soledad en su casa taller de Cáhuil, a pocos kilómetros de Pichilemu, donde vive con su hija menor, Delfina, la han hecho una asidua a la cocina, las manualidades -teje, cose, hace cerámica-, al deporte y la meditación. Pero sobre todo la han vuelto a conectar con su "don", como ella misma le llama, con su poder de creación artística que hasta hace muy poco lo tenía escondido. Tanto que no expuso por más de una década. Ahora, el entusiasmo se le escapa por los poros al contar que volverá a mostrar su trabajo en abril próximo en la galería A.M.S. Marlborough, y que cada una de las pinceladas ha brotado de...
Noticias relacionadas:

Principio esencial

| Ver más »
Texto, Mireya Díaz Soto. Fotografías, Roland Halbe.  María Isabel Germain soñó durante años con tener una casa en la playa, pero una y tantas circunstancias de la vida se lo impidieron. Hasta que, a los 48 años, recién separada, con una pequeña herencia en el bolsillo y un hijo recién titulado de arquitecto, los planetas se alinearon a su favor.Era comienzos de los años noventa, y por entonces su hija, la también pintora Isabel Klotz, vivía en Tongoy. Fue así, yendo a visitarla a ese balneario que disfrutaba mucho -por la sencillez del lugar, el cielo, las estrellas, la magia y el encanto del norte-, que se enteró del loteo de unos terrenos en la playa grande. Compró un sitio de inmediato y encargó a su propio hijo, Mathias Klotz, el diseño de una casa. El arquitecto cuenta que no fue su primer proyecto, pero fue sin duda la primera casa que hizo tomando conciencia de...

Una Experiencia Luminosa

| Ver más »
La búsqueda estética de Isabel Klotz va íntimamente ligada a la experimentación técnica en un constante deambular por distintos lenguajes que la han llevado de vuelta a la pintura. Con diversos materiales, y con nociones tanto pictóricas como fotográficas, la autora crea texturas, colores, formas y evocaciones, incómoda con el mero desafío de representar una realidad. Sus últimas obras las expone desde hoy en la Galería A.M.S. Marlborough (Nueva Costanera 3723). Son telas en grandes formatos, acuarelas y una instalación fotográfica. "El Nacimiento del Agua" marca este retorno a la pintura, después de siete años dedicada a la fotografía y de haber vivido otros tantos en Nueva York. En esa ciudad, Klotz terminó de formarse como artista tras haber comenzado en la Universidad Católica en los años 80. Para las actuales abstracciones de gotas, agua y atmósferas, la...

Isabel Klotz

| Ver más »
Pocas veces se habla tanto de Dios entrevistando artistas. Bueno, depende de cuánta importancia tiene en la vida que decidimos armar o cómo canalizamos ese sentimiento vital llamado fe. Sería curioso imaginar a esta rubia alta de ojos luminosos, huesos prominentes y casi dibujada de lo bien vestida, con un rosario en la mano y accesorios de imaginería en su casa. Sin embargo, revisando su historia aparecen algo así como destellos o simbolismos muy cercanos a lo divino. Y a lo emotivo, sin duda. Reconocida como una de las pintoras que vendía millones casi por encargo, se perfilaba, sin enterarse, como una de las cabezas del arte criollo. Con Tomás Andreu como dealer, restaban pocos escalones para la cima. Algo pasó (y aquí aparece el primer resplandor), que se hastió del exitismo y en pleno apogeo de su carrera decidió dejar todo, se compró un pasaje de ida a Nueva York,...

Tiempo compartido

| Ver más »
TEXTO, MARÍA CECILIA DE FRUTOS D. | PRODUCCIÓN, CAROLINA OVALLE N. Madre e hijo compartiendo un departamento de fin de semana es una idea que les ha resultado muy bien a Isabel Germain y Mathias Klotz. Ella, viñamarina de nacimiento y con la casa de sus padres recién vendida; y él, arquitecto que agregó a sus aficiones la navegación, encontraron hace unos meses este departamento en Cerro Castillo, "en el edificio más lindo de Viña", que compararon a medias con la idea de crear un nuevo reducto donde instalarse a disfrutar de la vista y de su tiempo libre cada vez que fuera posible.El Baburizza es una joya de 1959, hecho por Luis Mitrovic, gran arquitecto chileno y socio en algunas obras con Emile Duhart. La propiedad que se levanta frente al ex Hotel Miramar, y que desde chico Klotz admiró, los fascinó por completo por su amplitud y distribución. "Tiene una planta...

Taller feliz

| Ver más »
Texto, Paula Donoso Barros. Fotografías, Viviana Morales. No es que le gusten las exposiciones, pero sabe que a los alumnos hay que incentivarlos. Esa es la principal razón de la muestra que Isabel Germain comparte en estos días con sus discípulos, en la Municipalidad de Vitacura.La mamá de la pintora Isabel Klotz y de Mathias, el arquitecto, no solo es artista sino pedagoga de alma. Algo que le viene desde que optó por pintar y dejó de hacer clases de religión. "Trabajaba con absolutos, con dogmas y eso influyó en una pintura limpia, bastante esencial; es muy poco lo que quiero poner en ella, pero sí quiero que diga, que trascienda", cuenta.Disciplinada, "fregada" incluso, detesta la obra sucia, mal acabada; una maña aprendida durante los trece años que estudió con Miguel Venegas, después de titularse de técnico y decorador mueblista, "Diseño en esa época", en la...

La simpleza de la elegancia

| Ver más »
Valérie Reynes. Fotografías, Viviana Morales R.  UN SERVICIO de té puesto en una bandeja de plata que pertenecía a la abuela de Fernanda ambienta la mesa rústica del comedor. Las sillas de madera aportan un toque de estilo gustaviano. Atrás, una obra de Matilde Huidobro.LAS CAJAS DE objetos de marcas hacen una pila que parece continuar en el muro con cuadros de distintos artistas.FERNANDA es relacionadora pública de distintas marcas de moda. Su trabajo consiste en promoverlas tanto en eventos como en producciones para revistas o catálogos, y lo realiza en equipo con el fotógrafo Jordi Castell y la maquilladora Rosario Valenzuela. LOS LIBROS y las revistas tapizan el muro bajo la ventana. El acento femenino del living se aprecia en la acumulación de cajas y diversos objetos chicos, arreglos de flores y detalles de decoración. La elegancia está en la armonía de los tonos...

De vuelta al centro

| Ver más »
Texto y producción, Beatriz Montero Ward. Fotografías, José Luis Rissetti. Estaba viviendo en un departamento amplio en Vitacura, en plena Avda. Kennedy, justo frente al Club de Golf Los Leones, cuando de un día para otro tomó la decisión de volver al centro de Santiago, comprar una propiedad en un edificio antiguo y echarla abajo si era necesario para adecuarla a sus necesidades. "Había vivido en el sector del Parque Forestal en varias oportunidades y quería repetir la experiencia, pero esta vez con algo propio, que yo pudiera remodelar a mi pinta, más bien pequeño, porque viajo mucho a Pichilemu donde están mis hijos", explica. Con esa idea fija en la mente se levantó una mañana cualquiera, segura de que ese era el día en que encontraría algo y cerraría el negocio. Y partió a caminar por el barrio, a preguntar a los conserjes: "Poco a poco me metí en el sector de...

Cambio de rumbo

| Ver más »
Texto, Andrea Wahr R. Producción, Paula Fernández T. Fotografías, José Luis Rissetti. Vivir en Pichilemu muchas veces responde a una gran razón: sus olas. Pero no es la única. La vida familiar, los paseos por la playa, la ausencia de tacos y demorarse dos minutos a cualquier parte, o andar en bicicleta sin peligro. Las vistas al mar, el ritmo tranquilo, la belleza del paisaje y la relativa cercanía a Santiago. Todo eso y por supuesto, el surf. Pichilemu fue nombrado capital mundial de ese deporte, y en mayo se celebra el Ceremonial, un campeonato que reúne a surfistas de todo el mundo, especialistas en olas grandes -de 8 a 10 metros-, incluidos los chilenos Ramón Navarro, Cristián Merello y Diego Medina, que son top en ese circuito. El evento atrae a los turistas y, aunque este año las olas no alcanzaron el tamaño esperado, llegaron unos tres mil visitantes. -Hay un boom...
.