Ordenar por:

Resultados 1 al 23 de 948 para

"Henry James"

El entierro de Henry James

| Ver más »
El entierro de Henry James Por Rafael Gumucio Me invitaron al entierro de Henry James. La ceremonia tendrá lugar este jueves 3 de marzo en la Chelsea Old Church, en la esquina de Old Church Street y Embankment. Llegaré ahí con solo cien años de retraso. Por suerte no soy el único, todos los invitados saben que no se encontrarán con el ataúd del escritor, que ya fue convertido en cenizas. Quienes asistamos a esa parodia de entierro tendremos derecho a la lectura de su obra y la extraña emoción de ser parte de ese torbellino de nombres y títulos que asistieron al entierro original:Mr. M. Bonham-Carter, Mr. J. S. Sargent, Mr. and Mrs. Rudyard Kipling, Sir Sidney Lee, Sir Sidney Colvin, the Ranee of Sarawak, Viscount and Viscountess Bryce, the Dowager Lady Playfair, Sir Philip Burne-Jones, Lady Mathew, Colonel A. Grey, Lady Butler, Lady Middleton, Mr. C. Stuart-Wortley, Sir Arthur Pinero, Mr. and Mrs. Max...
Noticias relacionadas:

Rastros literarios de Nueva York

| Ver más »
Rastros literarios de Nueva York TEXTO Y FOTOS: Pepa Valenzuela, DESDE ESTADOS UNIDOS LOS HOTELESEs un salón elegante el del hotel Algonquin, en la calle 44, a pocas cuadras de Bryant Park y Times Square, en pleno Midtown Manhattan. Digo que es un salón elegante por los colores y las texturas. Las alfombras mullidas, las maderas oscuras, los sofás de tapices azules y grises, las modernas lámparas de lágrimas de aluminio; los señores de traje que toman café y conversan seguramente sobre negocios en las mesas del lobby; los espejos relucientes y extensos en las paredes. Vajilla de porcelana, mozos de corbata, botones impecablemente uniformados. Y, colgando del muro central, el cuadro del Vicious Circle, la legendaria Mesa Redonda del hotel, un grupo de escritores, columnistas, guionistas y comediantes que entre 1919 y 1929 se reunía aquí a almorzar, beber y comentar los temas de actualidad.Era el fin de la...

Lo Fantástico en Henry James

| Ver más »
El de James es un arte fantástico que no se ve; ars artem celat, el arte esconde al arte; las costuras, por así llamarlas, permanecen invisibles. Entre lecturas y relecturas de la temporada, he espigado cinco relatos fantásticos de distintas épocas de Henry James, espléndidos todos, y que corresponden a un formato narrativo tan afín a su talento: "la amada, la bendita nouvelle", según su expresión. Ellos son El último de los Valerii (1874), La vida privada (1892) Owen Wingrave (1892), Los amigos de los amigos (1896) y El rincón feliz. No incluyo la novela Otra vuelta de tuerca, por demasiado conocida, y porque en sus páginas practicó James un recurso muy especial de la fantasía: desechó el clásico fantasma de ultratumba, y en su lugar hizo aparecer (y desaparecer) al personaje muerto como vivo, con plena corporeidad, aunque sujeto a leyes misteriosas en sus presencias y...
Noticias relacionadas:

Cimientos de papel

| Ver más »
Y  a lo decía Henry James: "Hay tres cosas importantes en la vida. La primera es ser amable. La segunda es ser amable. Y la tercera es ser amable". Así que no sé por qué hago esto. Podría escribir acerca de El hilo fantasma, la película de Paul T. Anderson; o de La materia de este mundo, la antología de poemas de Sharon Olds que publicó hace tiempo Gog&Magog; o de El funambulista, de Jean Genet; todas obras sobresalientes con las que me regocijé estos días. Pero no. Vengo a hablar mal. Además, este texto está repleto de spoilers, y no ofrece conclusiones sino desconcierto. Invertí muchas horas de mi vida mirando la serie de televisión más burda que haya visto jamás. Se llama La casa de papel, como todos saben es española y narra el atraco a la Casa de la Moneda de Madrid llevado a cabo por una banda que toma a varios rehenes, se encierra con ellos y, a lo largo de...

Blog: La imagen del amor propio

| Ver más »
Blogs.-La novela de maneras, antecedente remoto de las populares sitcoms de la actualidad, es un género típicamente angloamericano, entre cuyos máximos exponentes se hallan Jane Austen, Henry James, P. G. Woodhouse y Evelyn Waugh. Opuestas a la corriente romántica y al realismo, estas ficciones se ocupan de la gente del sector alto, dotada de recursos económicos ilimitados, ociosos, inteligentes, cultos, refinados, que usan un lenguaje fino y por lo general son talentosos o fracasados con gran ingenio. También hay maquinadores competentes y arribistas profesionales que se deslizan por la vida en medio de conflictos de clases -los ingleses son los maestros supremos en retratarlos- o participan en elaboradas, delicuescentes confabulaciones para lograr espurios objetivos. En apariencia, estaríamos ante tópicos estrechos, de poca monta, pero la excelencia literaria, así como la...

Los vampiros sutiles de Henry James

| Ver más »
Los vampiros sutiles de Henry James Tomás Eloy Martínez El éxito desmesurado de Crepúsculo, primer volumen de la saga todavía inconclusa de Stephenie Meyer, ha resucitado el mito del vampiro, que alude al afán de inmortalidad de los seres humanos y a la búsqueda de respuestas, en el más allá, de los problemas que no se han podido resolver en el acá de la vida.Las cuatro novelas que Meyer dio a conocer hasta ahora han abierto las compuertas a un torrente de continuadores del conde Drácula. La mayoría introduce pocas variantes en las ya clásicas historias de Bram Stoker y Sheridan Le Fanu, que iniciaron el género en la Inglaterra victoriana. Es una lástima que esa generosa moda haya olvidado a Henry James, cuyos vampiros no beben la sangre de los seres amados ni salen de sus tumbas cuando cae la noche. Son más sutiles e inteligentes: no les interesa la inmortalidad, sino el dominio absoluto del ser...
Noticias relacionadas:

Edith Wharton, la contradicción hecha literatura

| Ver más »
Marta Ailouti El Cultural / Derechos reservados "Más fuerte, más firme y más sutil que todos los otros", en palabras de Henry James, Edith Wharton (1862-1937) decía "más" y lo decía "mejor". Conocida en particular por su faceta de novelista, por obras como La casa de la alegría, Ethan Frome o La edad de la inocencia, por la cual fue la primera mujer en obtener el Premio Pulitzer, a lo largo de su vida escribió más de cuarenta libros, decenas de relatos, libros de viajes y poemas. Martin Scorsese y Terence Davies la adaptaron a la gran pantalla. Y Francis Scott Fitzgerald, Jean Cocteau y Ernest Hemingway no dudaron en expresar su admiración por esta brillante autora de la que James, además, opinó que su "único inconveniente" era "no tener la simplicidad y la inevitabilidad y la feliz limitación y la desbordante pobreza de un País Propio".Precisamente, si de algo no...

De maestro a héroe de novelas

| Ver más »
Martín Schifino Las novelas sobre escritores no son nada nuevo. En las últimas décadas, sin embargo, se ha consolidado un género a caballo entre la ficción histórica y la netamente literaria, que se aboca a los grandes escritores del pasado. Quizás el gran inciador fue Julian Barnes, con su traviesa El loro de Flaubert, pero entretanto Tabucchi noveló a Pessoa, Coetzee a Dostoievski, Michael Cunningham a Virginia Woolf. Mejores o peores, estas novelas practican el arte de la reevaluación crítica, distanciándose como pocas del simple acto de contar una historia (que nunca es tan simple). Henry James, uno de los héroes de la literatura, puede parecer ideal para este tipo de tratamiento, aunque la elección es irónica a la luz de sus opiniones sobre la novela histórica, que juzgaba "condenada a una fatal vulgaridad" y "pura charlatanería". "Uno puede multiplicar, dice James...

Blog: Otra vuelta de tuerca

| Ver más »
Blog.-Pedro Pablo Guerrero ha detallado el "rescate" de la narrativa del escritor estadounidense Henry James (1843-1916). Viene sucediendo hace algunas décadas y fue previsto por el propio escritor: día llegaría en que su obra sacudiría las "piedras sepulcrales" con que procuraron sepultarla los críticos de su época. Destaca Guerrero "el caso de Henry James, el autor por antonomasia de los subentendidos, ambigüedades y silencios. Reducir los múltiples sentidos de novelas como 'Otra vuelta de tuerca' a un texto de contornos definidos, sin claroscuros o zonas de penumbra, equivale a sobreexponer una fotografía durante el revelado. La transposición de Henry James al español supone un desafío por los traductores". Empezando por la paradigmática "Otra vuelta de tuerca", y a partir del título. En mis tiempos de "Qué Pasa", publiqué el primero de los artículos que he escrito...

Entrelíneas

| Ver más »
Más allá de la sospecha de su ambigüedad sexual, de la certeza de su diletantismo cosmopolita y aun de su incontestable condición de precursor de la narrativa contemporánea y sus tres virtudes teologales - a saber, monólogo interior, narrador autoconsciente y punto de vista- , el maestro Henry James resplandece por la ambición de su ideal literario que, porque no aspira sino a la perfección, consagra su vida entera al proceso creativo que ha de llevarle al texto impecable, a "la sensación", escribe en su nouvelle La lección del maestro (1892), "que es la verdadera vida del artista, de haber sacado de su instrumento intelectual la mejor música que la naturaleza había escondido en él". Es este mismo relato el que dispone en ambos platos de la balanza de la justicia poética las condiciones del éxito y las razones de la calidad, el que resuelve, adelantándose a Valéry, que...
.