Ordenar por:

Resultados 1 al 20 de 67 para

"Glenn Gould"

Leonard Cohen dona al Consejo Canadiense para las Artes el dinero del Premio Glenn Gould

| Ver más »

15/05/12 EMOL - Magazine

Leonard Cohen dona al Consejo Canadiense para las Artes el dinero del Premio Glenn Gould TORONTO.- El artista canadiense Leonard Cohen donó al Consejo Canadiense para las Artes los 50 mil dólares que le correspondían por el Premio Glenn Gould, calificado como el Nobel de la Música. Según informaron los medios locales, Cohen además eligió Sistema Toronto, un programa que ofrece educación musical gratuita a niños y que está inspirado en El Sistema creado por el músico venezolano José Antonio Abreu, como el ganador del Premio del Protegido Glenn Gould, dotado con 15 mil dólares.El premio Glenn Gould, establecido en 1983 en honor del pianista canadiense del mismo nombre, permite que el ganador elija quién recibe el Premio del Protegido Glenn Gould entre jóvenes artistas.Cohen, de 77 años de edad, recibió el Premio Glenn Gould por ser durante cuatro décadas "uno de los más influyentes compositores de nuestro tiempo".En una ceremonia celebrada anoche en...
Noticias relacionadas:

El Testamento Gould

| Ver más »
Por Pedro Galindo. En abril de 1981, un año y medio antes de su muerte, el pianista canadiense Glenn Gould ingresaba a los estudios de la CBS en Nueva York para grabar por segunda vez las Variaciones Goldberg de Bach. Un tic incesante en un lado de su rostro y la espalda curva acentuaban los síntomas de la enfermedad ficticia que lo acompañó desde la infancia. Su primera versión de las Goldberg databa de 1955. Gould tenía entonces 23 años, había debutado en Nueva York hacía unos meses y era un desconocido. El célebre registro fue la concreción de un contrato exclusivo que el pianista firmó con la Columbia al día siguiente de ese debut. Su enorme fama (desmesurada, inconsistente y dañina, según sus peores detractores) comenzó ahí. Ese mismo año, 1955, terminado el viaje memorable y ya de vuelta en Canadá, el muchacho visitó en Montreal a un siquiatra por unas...
Noticias relacionadas:

"El Mercurio" presenta a los genios históricos del piano

| Ver más »
El Mercurio presenta a los genios históricos del piano JUAN PABLO ILLANES Un tesoro, como esos que se encuentran enterrados en un cofre antiguo, es lo que me recordó la colección Genios del Piano que puso a la venta esta semana Colecciones El Mercurio. Las joyas que salen del baúl que se desentierra vienen de otra época, no todas han conservado el brillo en la piedra preciosa, pero igual puede apreciarse la belleza del diseño artístico, la armonía de las formas o la tierna dedicación del artesano que las elaboró. Como al privilegiado que le haya tocado desenterrar un baúl, el que va abriendo estos discos queda admirado con el valor único e irrepetible de estas ejecuciones. Posiblemente se goza más escuchando estos discos viejos con pianistas de auténtico genio que con las estupendas grabaciones modernas, bastante más impersonales y anónimas en su interpretación.La colección consta de 16 volúmenes que consisten en un libro...

Hindemith, Krenek, Strauss

| Ver más »
Si en las primeras obras de Paul Hindemith (1895-1963) se puede advertir la influencia de Richard Strauss, Reger, Bartok y Stravinsky, pronto el compositor fue capaz de encontrar su propio sonido. Es el creador de lo que se puede llamar "contrapunto inarmónico", en el que la norma combinatoria tradicional se mezcla con un régimen que se aparta de la tonalidad. Su trabajo fue estructurar una nueva concepción tonal, basada en principios acústicos y contrapunto (Bach), pero alcanzando un amplio espectro de expresión cromática. Además, en su imprescindible ópera "Matías el pintor" ("Mathias der Maler", 1938) pudo expresar su idea de que la música es un universo que contiene una serie infinita de sonidos: "No podemos sustraernos a la esfera que nos ha creado; por cualquier camino, marchamos por ella", en palabras del protagonista Matías Grünewald. Todas estas características y...

¿Piano o Clavecín?

| Ver más »
los años treinta, Claudio Arrau acometió la titánica empresa de ejecutar en piano la obra entera para teclado escrita por Bach. Por la misma época, una polaca de origen judío, Wanda Landowska, proponía que la música del barroco sólo debía tocarse en el instrumento para el que fue escrita. Pionera en la resurrección del clavecín, Landowska diseñó ella misma un modelo de ese instrumento ya olvidado y convenció a una fábrica de pianos de París para que lo construyera. Ese clavecín tendría su historia aparte. Robado por los nazis en los tiempos de Hitler, fue hallado después de la guerra en la bodega de una granja en Bavaria. Landowska vivía en Nueva York. Claudio Arrau la oyó ejecutar en clavecín las Variaciones Goldberg y decidió retirar por completo esa obra de su repertorio. El verdadero Bach no estaba en el piano. La decisión del chileno ganaba adeptos hasta...

The Gould variations

| Ver más »
Conocer a Bach a través de los iluminados de uno de sus más geniales intérpretes, es la aventura que nos propone este testamento auditivo. Escogiendo con pinzas un repertorio para piano y órgano, permite adentrarse en la magia de las variaciones, género en el cual Glenn Gould fuera un astro. Rescata hasta las más mínimas insinuaciones del pianista canadiense y de cómo plasmó sus particulares registros. Es tan íntimo que se oye su murmurar en ciertos fragmentos y se le puede ver en un video incluido en el compacto. Sony Classical/ 2000/ 2CD/ 110.36...

El mundo es un jardín

| Ver más »
El mundo es un jardín Por Juan Antonio Muñoz H. La canción interminable de Carmen BarrosParece un desafío, y en cierta medida lo es. Carmen Barros, en plena actividad en teatro y televisión, acaba de lanzar un disco en conjunto con el pianista Valentín Trujillo. Lo tituló "90... y qué" porque ella tiene 90. Si sumamos los 82 de don Valentín, llegamos a 172 años, reunidos en once pistas que desde ya son parte de la memoria de este país, tan dado a olvidar a sus artistas, más si son mayores.Pero este no es un álbum que valga sólo por el esfuerzo, por el empecinamiento de seguir haciendo cosas, de mostrarse activo. Eso sería repetido y también mezquino.Tiene muchos valores. Primero el repertorio, una mezcla rica, plástica se diría, de canciones que nos cuentan de otros tiempos más cabales, menos tontos y vacíos. Tiempos con ilusión también, hoy extraviada. Una trama donde brillan...

Advertencia: Música clásica con "lenguaje explícito"

| Ver más »
Advertencia: Música clásica con lenguaje explícito Por Luis Goycoolea U. Descubrí a James Rhodes (40) en Spotify. Mientras oía la categoría "música para trabajar", una voz ronca, con acento inglés, iniciaba un original diálogo con la audiencia al finalizar una de las melodías más bellas de la música clásica, el Adagio de Concierto Nº 3 en D menor de Alessandro Marcello para oboe y, posteriormente, llevado al teclado magistralmente por Johann Sebastian Bach (1685-1750). El expresivo pianista británico resultó ser Rhodes y el disco "Jimmy: James Rhodes Live in Brighton" (Signum, 2012).No era la primera vez que oía música clásica ni tampoco un particular estilo de interpretar; en eso Glenn Gould ya había marcado varias generaciones con "Goldberg Variations". Pero que un músico clásico termine de tocar Rachmaninoff y cuente que tiene el nombre del ruso tatuado en su brazo en cirílico o que Chopin era en extremo tímido...

Instrucciones para presentar y conocer a Bob Dylan

| Ver más »
Instrucciones para presentar y conocer a Bob Dylan Por Rodrigo Fresán | Ilustración Francisco Javier Olea e dije a mi pequeño hijo que quería que conociese a uno de los más grandes amigos de su padre. Le dije que mi amigo ya tenía muchos años y que no sabía cuántas oportunidades más tendría de verlo yo y de conocerlo él; y que tal vez su primera vez fuese la última mía. Le dije que había que aprovechar la oportunidad de que nos recibiese y nos contara y cantara algunas cosas.Así que le pedí a mi pequeño hijo que, por favor, me acompañase un sábado por la noche a ver sonar a Bob Dylan.Y, de acuerdo, otros tienen por mejores amigos a Pablo Picasso o a Orson Welles o a Franz Kafka. Y yo también los quiero mucho a todos ellos. Pero, por suerte, tengo la fortuna de que uno de mis mejores amigos (los otros, gente como Emily Brontë y Henry James y Philip Seymour Hoffman y Marcel Proust y Edward Hopper y Vladimir Nabokov...

La música pop y los clásicos que escuchan las estrellas de la ópera

| Ver más »
La música pop y los clásicos que escuchan las estrellas de la ópera Juan Antonio Muñoz H.  Joyce DiDonato (mezzo)Pop: "Todo de Ella Fitzgerald, pero especialmente sus grabaciones en vivo de París, 'Pour l'amour d'Ella'".Clásicos: "La versión de Georg Solti para 'Las bodas de Fígaro'; Robert Shaw Festival singers en las 'Vísperas' de Rachmaninov, y las 'Variaciones Goldberg' de Glenn Gould. También las canciones españolas de Obradors y Montsalvatge".Próximo compromiso: Hoy canta "Ariodante" (Haendel) en Baden-Baden, y repite en París (23) y Londres (25).Jonas Kaufmann (tenor)Pop: "The Beatles 1967-70 ('Blue Album', EMI); todo Domenico Modugno ('Mr. Volare'), y 'Money for nothing', de Dire Straits".Clásicos: "Las sinfonías de Mahler dirigidas por Bernstein; 'La canción de la tierra', de Mahler, con Fritz Wunderlich y Christa Ludwig, dirigidos por Klemperer; 'La bella molinera' (Schubert) con Aksel Schiotz y Gerald Moore, y 'La Walkyria'...
.