Ordenar por:

Resultados 1 al 3 de 3 para

"Enrico Cecchetti"

Ballet "La bella durmiente": la dulcificada transformación de un cuento de hadas

| Ver más »
Ballet La bella durmiente: la dulcificada transformación de un cuento de hadas Francisca Folch Couyoumdjian Cuando Tchaikovsky recibió la petición de Ivan Vsevolozhsky, director del Teatro Imperial Ruso, de adaptar "La bella durmiente" de Perrault, el compositor se entusiasmó de inmediato, pese a la fría acogida que había tenido con "El lago de los cisnes". Vsevolozhsky quería un "montaje en el estilo de Luis XIV", que recorriera toda la gama musical y estética desde los inicios del ballet en Francia, integrando "melodías compuestas en el espíritu de Lully, Bach, Rameau, etc.". Aludiendo a la fastuosidad de la corte francesa, la obra ofrecería un homenaje implícito al Zar Alejandro III, sugiriendo de paso que el legado del ballet estaba ahora en Rusia.Trabajando rápidamente en la partitura, Tchaikovsky escribió a su mecenas Nadezhda von Meck: "He inventado algunas combinaciones orquestales completamente nuevas que, espero, serán muy hermosas e...

Murió Alicia Markova, verdadera leyenda mundial del ballet clásico

| Ver más »
AGENCIAS.- Alicia Markova, una de las más grandes figuras de la danza clásica del siglo pasado, murió el viernes a los noventa y cuatro años. La legendaria artista, que falleció en la localidad de Bath (oeste del Reino Unido) fue una figura fundamental para el desarrollo del ballet en Gran Bretaña. Markova nació en Londres en 1910 como Lillian Alicia Marks, pero cambió su nombre cuando se incorporó, con sólo quince años a los Ballets Rusos del célebre mecenas Sergei Diaghilev. Estudió con Enrico Cecchetti, piedra básica en el desarrollo de la escuela rusa de ballet. Con él la artista aprendió el gran repertorio, que luego introdujo en Gran Bretaña. En su país protagonizó los estrenos de "Giselle", su papel más emblemático, del que queda testimonio y "El lago de los cisnes", entre otros. La crítica dijo que su "Giselle" era una de las mejores jamás...

Una Nueva Coppélia

| Ver más »
El nombre de Ronald Hynd ha estado ligado a la historia del Ballet de Santiago durante las últimas dos décadas. Este coreógrafo británico es el creador de "La viuda alegre", "Las desventuras del diablo" y "Rosalinda", la obra con que la compañía, liderada por Iván Nagy, triunfó en Nueva York en 1985. Ahora el artista ha vuelto al Teatro Municipal para montar su versión de "Coppélia", un clásico del siglo XIX. Originalmente creada para el English National Ballet en 1985, la "Coppélia" de Hynd fue estrenada por Eva Evdokímova y Peter Schaufuss. "Maravilloso -recuerda el coreógrafo-, el elenco ofreció una lección perfecta de pantomima, donde cada gesto era soberbio. Para mí resultó una gran experiencia". Desde entonces esa compañía inglesa ha sido la única con esta producción en su repertorio. Ahora el Ballet de Santiago se convertirá en la segunda. Y en octubre,...
.