Ordenar por:

Resultados 1 al 19 de 1.269 para

"Edwards Bello"

La huella de los grandes escritores en el centro de Santiago

| Ver más »
La huella de los grandes escritores en el centro de Santiago Elisa Montesinos A mediados de los 90, Eduardo Leiva, historiador del arte y vendedor de libros, asistía al taller literario del poeta Mauricio Redolés, quien había vivido en Londres y recordaba las placas en las residencias de importantes escritores e intelectuales. El taller se realizaba cerca del Parque Almagro y Redolés les contó que por ahí había vivido Carlos Pezoa Véliz. Leiva ya venía revisitando barrios y calles que los escritores mencionaban en sus crónicas, memorias, recuerdos literarios y novelas. Con apoyo de la Municipalidad de Santiago se propusieron dejar memoria del paso de figuras relevantes en la historia cultural por el centro de la ciudad. No siempre salieron airosos. Leiva casi llora cuando tras descubrir la casa en la calle Echaurren donde Neruda escribió los "20 poemas de amor", llegó a tomar la foto y solo quedaban escombros. CIENFUEGOS, HUIDOBROEn...

Así es Valparaíso

| Ver más »
Así es Valparaíso Por Agustín Squella A las cuatro y media de la tarde de anteayer miércoles 11 de enero dio inicio en la Cámara de Diputados la sesión extraordinaria en que debía tratarse el incendio que hace pocos días afectó a Valparaíso. Se encontraban presentes varios diputados, el ministro del Interior, la ministra de Vivienda y Urbanismo, el intendente, el alcalde, y representantes de la Onemi y Bomberos de la ciudad. El presidente de la corporación dio la palabra al diputado Rodrigo González, quien explicó el motivo de la sesión que comenzaba en ese momento. Sin embargo, al término de esa intervención, el presidente pidió suspender la sesión durante 5 minutos, al cabo de los cuales la reanudó con el aviso de que debería ser reprogramada para una fecha próxima. ¿Motivo? Acababa de declararse un nuevo incendio en Valparaíso que reclamaba la presencia de varias de las...

Joaquín Edwards Bello y su olvidado talento de cuentista

| Ver más »
Joaquín Edwards Bello y su olvidado talento de cuentista Pedro Pablo Guerrero "Mi sabiduría consiste en haber estudiado poco. Del Sexto Año, malamente calentado, salí al mundo, y una tarde clara, mirando pasar la gente de las calles me atrae más que un libro", declara en un alarde de flâneur . La confesión pertenece al texto "Joaquín Edwards Bello. Un collage ", entrevista imaginaria escrita por Alfonso Calderón a partir de crónicas del antologado y de fragmentos de conversaciones que sostuvieron entre octubre de 1966 y febrero de 1967. Es decir, hasta un año antes del pistoletazo con el cual puso fin a su vida, en febrero de 1968, este autor chileno que había sido reconocido con los premios nacionales de periodismo y literatura."Joaquín Edwards Bello. Un collage " es el prólogo de la antología Residencial Turmalina y otros cuentos , publicada por Editorial Nascimento en 1980 y que ahora reedita Editorial Universitaria. Sus...

Nuestro contemporáneo Andrés Bello

| Ver más »
Nuestro contemporáneo Andrés Bello Jorge Edwards Premio Cervantes En mi tiempo, en los años de la todavía no bautizada generación del cincuenta, Andrés Bello era un perfecto desconocido, a pesar de que nos reuníamos a la sombra de sus estatuas, de que estudiábamos de memoria artículos legales que él había redactado, de que llegábamos a instituciones, a cátedras, a paseos públicos que llevaban su nombre. Joaquín Edwards Bello solía mencionar en sus crónicas de los días jueves a su "bisabuelo de piedra", y sabíamos un poco más de Joaquín que del bisabuelo, aunque no demasiado. Nuestros ídolos, los que formaban parte de la revolución idolatrada, eran otros: Jean-Paul Sartre, William Faulkner, Rainer María Rilke, César Vallejo. Neruda había pasado, o había quedado en su nube birmana, en su fantasma del buque de carga, y T. S. Eliot era una conversación, un desplazamiento por salones londonienses,...
Noticias relacionadas:

El "revival" de Joaquín Edwards Bello

| Ver más »
MAUREEN LENNON ZANINOVIC "Si consigo resucitar a Joaquín, ya me puedo dar por muerto", suspira Jorge Edwards. En el Club Hípico de Santiago, el escritor acaba de lanzar "El inútil de la familia" (Alfaguara), una novela donde los límites de la ficción y la realidad se han difuminado para retratar a Joaquín Edwards Bello: su tío en segundo grado, destacado cronista y novelista, jugador enfermizo, lúcido francotirador de su época y quien terminaría suicidándose, el 19 de febrero de 1968, con un revólver Colt que le regaló su propio padre. Top en ventas A pocos días de su desembarco en las librerías locales, "El inútil de la familia" ya se encumbra en los primeros lugares de los libros más vendidos, peleando el primer puesto con Gabriel García Márquez y Marcela Serrano. El "revival" del Premio Nacional de Literatura 1943 y de Periodismo 1959 va en serio. Este mes...

Bernardo Toro, el convidado de Jorge Edwards

| Ver más »
Bernardo Toro, el convidado de Jorge Edwards Pedro Pablo Guerrero No de piedra, en ningún caso, pero fue el convidado incógnito del seminario dedicado a Jorge Edwards. Un nombre que nada decía a los asistentes, aunque figuraba en el programa junto a los de reputados críticos, profesores y un rutilante premio Nobel de Literatura. Por eso causaba aún más sorpresa que a este desconocido "escritor chileno radicado en Francia" le fuera confiada la misión de exponer acerca de la próxima novela de Edwards, "El descubrimiento de la pintura", todavía inédita, lo que -para usar la expresión del propio Toro esa tarde en el CEP-, equivalía a "presentar la guagua" en sociedad. Una criatura que sólo él y Vargas Llosa habían tenido la oportunidad de conocer.Con Bernardo Toro no queda otra alternativa que partir desde el principio. Decir que nació en Santiago en 1964 y se fue a los 17 años a Francia sería lo más simple. Pero...
Noticias relacionadas:

En construcción: el nuevo Santiago según la narrativa chilena

| Ver más »
En construcción: el nuevo Santiago según la narrativa chilena Roberto Careaga C. Alguna vez, Francisco Medrano trabajó en una oficina inmobiliaria. Pero la abandonó resuelto a practicar su profesión, la arquitectura, con un sentido estético. La idea aparece en una conversación que mantiene con un amigo, un viejo compañero universitario, quien precisamente se entregó a las fauces de las constructoras, mientras desde su oficina, en el barrio El Golf, observan el Santiago de comienzos del siglo XXI que estas han construido: "Centenas y centenas de módulos cúbicos de hormigón de arquitectura mediocre que se perdían en la perspectiva grisácea y cenicienta, próximos entre sí a una distancia promiscua", se lee en "Mecánica celeste" (2013), novela en que Gonzalo Contreras retrató la acelerada transformación de nuestra ciudad con el dejo de la resignación. Así lo plantea el amigo de Medrano mirando hacia la zona sur: "¿Alguien querrá...

"No sé quién inventó que el Pritzker es el Nobel de los arquitectos"

| Ver más »
No sé quién inventó que el Pritzker es el Nobel de los arquitectos Por Juan Luis Salinas DESDE PARÍS Antes de despedirse, después de casi dos horas de conversación y de recorrer su sector favorito del barrio parisino de Le Marais, Borja Huidobro se detendrá frente a un café en una calle que desemboca en la Rue de Rivoli. Entonces preguntará con tono pausado: "¿He dicho muchas barbaridades?".Sin embargo, no esperará la respuesta. Al arquitecto chileno -radicado en Francia hace 55 años, Premio Nacional de Arquitectura en 1991 y responsable de varios edificios emblemáticos en Chile y París- le gusta provocar.-Yo simplemente digo lo que pienso. Eso para muchos, en Chile, es un problema. Además, yo tengo humor negro -advierte poco antes, mientras toma un café frente a la plaza de los Vosgos: "La más bonita de París", comenta, y pone cara de disgusto cuando ve pasar a un grupo de turistas que viene de la Casa de Victor Hugo, que está a un...

Bajo la estrella roja

| Ver más »
Bajo la estrella roja Pedro Pablo Guerrero "El pueblo ruso recibe a estas horas las maldiciones de todos los hombres que pusieron sus esperanzas en la espléndida alborada que parecía significar para esa nación y para el predominio de las ideas democráticas en el mundo la revolución de marzo". En una crónica enviada desde Londres y publicada en "El Mercurio" el 30 de diciembre de 1917, Carlos Silva Vildósola califica la guerra civil como "una orgía de doctrinas disolventes". Responsabiliza de ella tanto a la ignorancia y censura en las que el antiguo régimen mantenía al pueblo, como a la infiltración de ideas utópicas entre las clases ilustradas. Además de las colaboraciones de su ex director, el diario tuvo la suerte de recibir en esos días los informados análisis de Boris Orjikh, un editor ruso que se había radicado en Chile tras escapar de Siberia en tiempo de los zares. Orjikh -una...

Aterriza en el cine la vida de Sánchez Besa, primer chileno que conquistó el cielo

| Ver más »
Aterriza en el cine la vida de Sánchez Besa, primer chileno que conquistó el cielo Daniela Silva Astorga Una bala pasada cambió su destino. El 5 de mayo de 1908, José Luis Sánchez Besa, abogado y caballero de buena estirpe, comprobó que las armas las carga el diablo, cuando le dio un tiro a su primo más querido, Luis Besa. Todo por una mujer bella y culta que compartían. Fue un lío de faldas que cerró con el supuesto victimario autoexiliado en París. Justo en el epicentro de la Belle Époque , que dos años antes había sido testigo del primer vuelo de un avión, un Bice 14, piloteado por el brasileño Santos Dumont.Empecinado en repetir esa hazaña, el joven Emilio Edwards Bello -hermano de Joaquín, el escritor- se topó con su compatriota desterrado, quien sintonizó con sus ideas y le compró un avión al empresario Gabriel Voisin. Con ese juguete nuevo se convertirían en los protagonistas del primer despegue chileno. Una jornada gloriosa del Primer...
.