Ordenar por:

Resultados 1 al 2 de 2 para

"Charles Dogson"

Se subasta carta de Lewis Carroll en la que lamenta su fama como escritor

| Ver más »

19/03/14 EMOL - Magazine

Se subasta carta de Lewis Carroll en la que lamenta su fama como escritor LONDRES.- En casi 20 mil dólares se subastó hoy en Londres una carta de Lewis Carroll, en la que lamenta la fama y confiesa que "casi desearía no haber escrito ningún libro". La misiva está firmada con el nombre real del autor del cuento "Alicia en el país de las maravillas", Charles Dogson, que la envió a su amiga Anne Symonds en 1891. El documento fue adquirido por un británico anónimo por el triple del precio estimado en una subasta de manuscritos, fotografías y mapas. El texto recoge el lamento de Carroll por los inconvenientes de la fama cuando, a pesar de su gran timidez, se hizo muy popular por ser autor de uno de los cuentos más leídos del mundo, inventado una tarde de julio de 1862. En la misiva, el escritor británico precursor de la literatura del absurdo, se da cuenta de que "hay mucha gente que le gusta ser mirado con notoriedad". "No estamos todos hechos con el...

Habla la bisnieta de la niña que inspiró "Alicia en el País de las Maravillas"

| Ver más »
Habla la bisnieta de la niña que inspiró Alicia en el País de las Maravillas VANESSA TAIT Cuando era niña, yo lucía tal como Alicia. Los mismos ojos oscuros, el mismo pelo corto, el mismo mentón. En el manuscrito original, Charles Dogson, conocido como Lewis Carroll, hizo un improvisado dibujo de mi bisabuela, Alice Liddell, su musa para el libro, y su parecido conmigo en esa época era impresionante. Una similitud que me persiguió durante mi niñez.Crecí con las pertenencias de Alice a mi alrededor. Mi madre las guardó en una pieza con ventanas redondas que flotaba sobre la casa como un barco en el mar. Junto con miles de copias de "Alicia en el País de las Maravillas", había cajones llenos de cosas personales: pañuelos, un reloj, cartas de Dogson. Pero para mí sólo eran antigüedades. Alice no me interesaba. El libro me parecía aterrador: todo eso de crecer y encogerse y la violencia sin sentido. A menudo me preguntaban cuál era mi parte...
.