Ordenar por:

Resultados 1 al 4 de 4 para

"Carlo Maratta"

Seis siglos de pintura italiana en Buenos Aires

| Ver más »
Seis siglos de pintura italiana en Buenos Aires Alicia Rinaldi Desde Buenos Aires "Meraviglie dalle Marche" (Maravillas desde Las Marcas) deslumbró a miles de personas en el espacio Braccio di Carlo Magno, el mes pasado, en el Vaticano. Pensada para difundir el patrimonio artístico de Ancona -capital de la región de Las Marcas, a 210 kilómetros de Roma-, la muestra llegó a Buenos Aires, junto a otros 14 museos, aprovechando el cierre por refacciones de la Pinacoteca de esa ciudad.Es una ocasión inédita para admirar obras de los períodos gótico tardío, barroco, renacentista y neoclasicista.Predominio del color, formas y una perspectiva que difiere del barroco flamenco destacan en las 46 obras de los 20 artistas exhibidos.Predomina lo religioso, producto del hábito de la época de encargar obras para iglesias o el Vaticano y de que Las Marcas sea un ex estado papal; pero también reflejan cuestiones políticas y sociales de...

Chile guarda valiosísimo tesoro de maestros italianos

| Ver más »
ELISA CÁRDENAS Un insólito descubrimiento se esconde tras el álbum del coleccionista y pintor Giorgio Bonola, quien quiso escribir una historia del dibujo italiano, datándola con posterioridad a 1695 y firmándola simplemente con sus iniciales "G. B". La segunda parte de esta carpeta es muy conocida en Europa: está en el Museo de Varsovia y ha sido exhibida en varias oportunidades, publicándose catálogos con todos los registros e investigación correspondiente. La gran duda de los expertos era: ¿dónde se encuentra la primera parte? Una conversación prácticamente casual entre Bernardino Osio, secretario general de Unión Latina, y Milán Ivelic, director del Museo de Bellas Artes, desentrañó el misterio: la parte extraviada del códice G.B está en Chile desde fines del siglo XIX, y ha sido exhibida dos veces, sólo que nadie sabía a quién correspondían las obras ni...

La colección de un gran restaurador

| Ver más »
Texto y producción, Beatriz Montero Ward Fotografías, Gonzalo López Ramón Campos Larenas (1904 - 1994) fue un hombre al estilo de aquellos del Renacimiento. El arte en todas sus expresiones lo movió como una especie de gran motor, a pintar y a restaurar y, lo más importante de todo, a crear su excepcional taller de restauro en calle José Victorino Lastarria. Fue en ese lugar, en la actualidad la Plaza Mulato Gil de Castro, donde con esmero, prolijidad y profesionalismo, recuperó y devolvió el esplendor a la maravillosa serie de cuadros sobre la vida de San Francisco, parte del patrimonio del museo del convento. Pero también, donde con paciencia y cariño formó a muchos restauradores, entre ellos a su único heredero Arturo Godoy Fuentes, a quien consideró su hijo. - Decía que las cosas no se aprenden sentado en un pupitre sino en la práctica, mirando y trabajando, al...
.