Ordenar por:

Resultados 1 al 12 de 2.299 para

"Carla Pinilla"

Una apuesta atemporal

| Ver más »
Texto, María Cecilia de Frutos D. Producción, Paula Fernández T. Fotografías, Carla Pinilla...
Noticias relacionadas:

Talento oculto

| Ver más »
Talento oculto Taller, María Cecilia de Frutos D. Fotografías, Carla Pinilla G. Un zorrito chilote que se escapa del zoológico en busca de su familia y descubre cómo se ha destruido su bosque nativo; una salamanquesa que, en su camino para encontrar refugio, descubre sus fortalezas al hacerse amiga de un zarapito, una chinchilla y un quirquincho. Esas son las historias de los cuentos infantiles ilustrados por Carla Infanta, arquitecta que hace poco más de un año comenzó a dibujar, casi como un hobby, para retratar las anécdotas de sus hijos Sofía y Damián, de 4 y 6 años.Las frases divertidas que ellos le decían las empezó a escribir en Facebook y un amigo le sugirió que las convirtiera en dibujos. Así partió, soltando la mano en sus ratos libres. Después pensó que podría ilustrar una historia de creación propia y con la ayuda de su hermano nació el cuento "El viaje de Aukan" -de...

Carla Pinilla

| Ver más »
Texto, Juan Domingo Marinello Kairath Lo suyo fue una elección directa, sin drama. Bastó que una cámara fotográfica cayera en sus manos durante un viaje a Valdivia ­cuando recién cumplía los diecisiete años­ para decidirse. Desde el comienzo, su madre hizo un acto de fe en su talento para el oficio y se convirtió en su principal apoyo. Estudió Fotografía profesional en el Instituto Arcos y desde 1999 es parte de la planta del diario El Mercurio. Curiosamente, el fotoperiodismo, su especialidad en la fotografía es una suerte de fusión de las profesiones de sus padres, un conocido camarógrafo y una periodista. Pinilla maneja un estilo muy personal en la realización de retratos, contruyendo imágenes opinantes. Son fotografías que se enmarcan dentro del concepto de "ilustración editorial"; una forma de testimonio en que, por sobre el retrato convencional, la pose, el...

recordar a violeta

| Ver más »
recordar a violeta Texto, Soledad Salgado S. Retrato, Carla Pinilla G. Una mujer con guitarra, una luz melancólica, materiales que evocan el color de la tierra. Todo con un lenguaje contemporáneo. Esos elementos llevaron al diseñador gráfico Cristián Garrido a ganar el concurso de afiches Violeta Parra 100 años, organizado por Afichile y el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, en colaboración con la U. Tecnológica Metropolitana, Chile Diseño y la Fundación Violeta Parra.La propuesta de Garrido nace a partir de una escultura. El diseñador apostó por una idea minimalista; "la obra de Violeta es muy vasta, me quise escapar de la idea de las flores y pajaritos", dice. Por ello hizo una figura con cartón, madera, papel, cartulina y pintura, que luego fotografió con una buena luz y la usó como base del afiche. "Para que no quedara tan pesada la tipografía, puse algunas letras tras...

El color a escala urbana

| Ver más »
El color a escala urbana Texto, María Cecilia de Frutos D. Fotografías, gentileza Sauerbruch Hutton Architects. Retrato, Carla Pinilla G.  Delgada, muy alta, elegante y sobria, la arquitecta Louisa Hutton está por subirse al avión que la llevará de vuelta a Berlín, donde vive y trabaja desde hace más de 20 años. Allá la espera su marido y socio, el arquitecto Matthias Sauerbruch, a quien conoció en Londres cuando estudiaban ambos en la Architecture Association en la década de 1980. Incluso con poco tiempo, habla con pasión y entusiasmo sobre las obras más importantes que han desarrollado juntos y que les han significado reconocimientos por su compromiso temprano con la sustentabilidad.A Chile vino invitada para dar una charla en la Universidad Católica acerca del color, un aspecto que también ha caracterizado su trabajo. Pero no duda en aclarar que no es el más importante: que sus edificios...

Relojes Art Déco

| Ver más »
Relojes Art Déco Por Beatriz Montero Ward. Fotografías, José Luis Rissetti y Carla Pinilla G. Ningún objeto escapó de la influencia del art déco, el movimiento estético que marcó con fuerza las décadas de 1920 y 1930 y que se caracterizó por la primacía de las líneas rectas, geométricas y aerodinámicas; por el uso de materiales exóticos y vanguardistas, como aluminio cromado, piel de tiburón, ébano de makassar baquelita y catalin; y por su sello opulento y extravagante. En el campo de los relojes, el diseño de cajas, desde los modelos más costosos, como las piezas únicas de Cartier decoradas con piedras preciosas, hasta los más simples y fabricados en serie, estuvo también fuertemente marcado por este estilo.En Europa, los franceses y suizos lideraron entonces la producción de relojes. De los primeros, fueron típicos los modelos de repisa hechos en mármol, ónice, bronce,...

La estación de verano

| Ver más »
La estación de verano Texto, Paula Donoso Barros. Fotografías, Carla Pinilla Grandé. Ahí están los volcanes Lanín, Quetropillán y Villarrica. La vista es majestuosa hacia el lago Calafquén. Desde la terraza, se escucha el agua saliendo del surtidor en el pasto, solo un detalle que habla del esmero con que Bernardita de la Carrera se ocupa del jardín. La mayoría de las plantas las ha hecho de patillas, "cómo no, si las superficies son inmensas", dice, y comenta que hay que ralear partes del bosque para que otros sectores del jardín llenos de dalias, agapantos y hortensias puedan florecer bien. Otro jardín tan lindo como este tiene más arriba, rodeando la casa grande que hicieron en este campo de 30 hectáreas que habitualmente recorren en motos de cuatro ruedas, caminatas y paseos a caballo. Antes de comenzar la construcción principal le encargaron al arquitecto Cristián Irarrázaval que les...
Noticias relacionadas:

Correo romántico

| Ver más »
Correo romántico Por Beatriz Montero Ward Fotografías, Carla Pinilla G. Durante la Belle Époque (1870-1914) y hasta las primeras décadas del siglo XX, las tarjetas postales con fotografías de famosas bellezas parisinas de la época, especialmente artistas, bailarinas de cabaret y las llamadas cocottes (cortesanas de clase alta), eran el medio más popular para enviarse saludos entre familiares, amigos y enamorados. Estas postales románticas o de "boudoir", denominadas así en alusión al espacio de tocador donde las mujeres se arreglaban y empolvaban, utilizaban imágenes sensuales y elegantes, que dejaban al descubierto las bondades femeninas, tomadas por famosos fotógrafos, entre ellos Léopold-Émile Reutlinger, Paul Boyer, Lucien Walery y Nadar. Se trataba de retratos en blanco y negro que se coloreaban a mano con acuarela y esténcil, antes de que las editoriales los replicaran convertidos...

Fibras para reinventar

| Ver más »
Fibras para reinventar Texto, Beatriz Montero Ward. Fotografías, Carla Pinilla G. Estar a la vanguardia ha sido siempre la meta del mueblista Carlos Vergara, más ahora que invitó a su hija Ignacia a trabajar con él. Bajo esa premisa es que ambos decidieron pensar una línea de muebles enfocada a un público joven, de líneas simples y materiales singulares. "La idea -comenta Carlos- era desarrollar modelos con una estética muy actual, pero sin perder de vista las buenas proporciones, la nobleza y consistencia de lo clásico, que hacen que un diseño perdure en el tiempo". De este trabajo surgió un conjunto de piezas en madera de encina en las que juega con superficies enchapadas en fibra de lino, papiro o cuero de potro, que trae desde Brasil y Argentina, y que termina con un barniz al natural o con una suave pátina de color. "En algunas, incluso, combino lino y cuero, con el propósito de lograr...

Un claro en el bosque

| Ver más »
Un claro en el bosque Texto y producción, Beatriz Montero Ward. Fotografías, Carla Pinilla G. Buscando el silencio y el estrecho contacto con la naturaleza la animadora de televisión Katherine Salosny llegó hasta Tunquén, una localidad a 43 km de Valparaíso, que todavía mantiene ese aire mezcla de playa y campo que caracterizaron hasta fines del siglo XX a muchos de los balnearios del litoral central. Durante tres temporadas arrendó allí distintas casas en el condominio Bosque Mar, situado en uno de los cerros que rodean el humedal y la playa de arena blanca y aguas someras que se extiende por dos kilómetros. Hasta que decidió que ya era hora de darse un gusto y de tener, en ese sitio con añosos eucaliptos y pinos, algo propio, donde poder descansar y desconectarse de su agitada agenda.Escogió un terreno con una quebrada profunda, linda vista lejana al mar y vegetación tupida, y le pidió al...
.