Ordenar por:

Resultados 1 al 15 de 36 para

"Sergio Larraín"

El libro que redescubre la historia del Saint George

| Ver más »
El libro que redescubre la historia del Saint George IÑIGO DÍAZ "Uno de los enfoques más importantes en el modelo educativo que tuvo este colegio era la creencia poderosa de que los talentos individuales podrían desembocar en algo favorable para las personas y las comunidades", señala el académico y experto en historia y patrimonio de las ciudades Miguel Laborde. Ex alumno de la promoción de 1966, Laborde es el autor de una extensa investigación que viene a recuperar la historia de este colegio creado en 1936 como proyecto vinculado a la Congregación de Santa Cruz, conocida también como Holy Cross. El 11 de noviembre, en dependencias del Saint George, se realizó la comida de celebración de esos 80 años de vida. Según estimaron los organizadores, "se trató de la reunión de camaradería más grande de la historia republicana: con 3.000 asistentes"."En tiempos en que vivimos una crisis de la educación, preguntarse por este...
Noticias relacionadas:

Sergio Fernández Larraín

| Ver más »
Para varios jóvenes brillantes, que comenzaron a descollar hacia 1933, la relación con la historia fue un tema central. En el caso de Eugenio Pereira Salas, Jaime Eyzaguirre y Sergio Fernández Larraín (1909-1983), el borrar la Colonia para alejar las raíces hispanas y católicas constituía no sólo un acto erróneo -como renegar del pasado indígena-, sino también un deshuesamiento de Chile, que así quedaba amorfo y sin padres conocidos.Formado en el Colegio San Ignacio, Sergio Fernández Larraín se demora en su ingreso a la universidad por un largo viaje a España, suerte de peregrinación que lo deja en contacto con una "Europa profunda", católica y tradicional, en la que aprende a leer lo que considera para siempre como lo mejor de su origen. En la Escuela de Derecho de la Universidad Católica, donde es parte de la generación de "prodigios" que en su momento tendrá un...

Torres de miramar

| Ver más »
Texto, Miguel Laborde Fotografías, Nelson Olmos El triunfo de Salvador Allende no sólo produjo una parálisis en la construcción, hija de la incertidumbre. Además, muchas propiedades de gente que sólo quería hacer caja para irse del país se vendieron a precios muy bajos. Fue entonces cuando a Sergio Larraín García Moreno le ofrecieron un excelente terreno costero de 10 mil metros en Viña del Mar, entre 11 y 12 Norte, a sólo 11 mil dólares. Cuantos trabajaban con esta oficina, desde gestores inmobiliarios hasta empresas constructoras, le dijeron que no comprara, que era hora de vender si se podía. Pero Larraín, que siempre tuvo una tendencia al riesgo, decidió apostar. Total, si perdían, eran 11 mil dólares... Comenzó el estudio del proyecto mientras Larraín abría una sucursal en Ecuador, la que muy pronto tendría más trabajo que la de Chile. Justo entonces se...
Noticias relacionadas:

Edificio La Chilena Consolidada

| Ver más »
Jorge Arteaga, el primo de Sergio Larraín García-Moreno que lo acogió en su oficina y con el cual éste realizaría varias de sus obras, fue uno de los que más fuertemente marcaron el nuevo carácter del centro de Santiago. Es en los años 30 y 40 época en que los estilos ya habían entrado en crisis y la capital comenzó a modernizarse, cuando de manera sutil, casi simplificando el lenguaje histórico y haciéndolo más geométrico y menos ornamentado, Jorge Arteaga y Alberto Cruz Eyzaguirre encabezaron el proceso de hacer ingresar Santiago al siglo XX. Arteaga, especialmente con el Portal Fernández Concha (que diseñó con Josué Smith en los años 20), el Portal Bulnes (de la misma época, obra personal), y la Sociedad Nacional de Agricultura de 1936 (ya con Larraín), fue protagónico de la sólida elegancia que caracteriza la primera modernidad chilena. No es el lenguaje...

Edificio Plaza Bello

| Ver más »
La belleza del Oberpaur, y especialmente del edificio Santa Lucía, esconde una formación clásica. Son obras, en su composición y armonía, herederas de la antigüedad europea y están insertas en la historia del arte. No así este edificio, que fue un punto de quiebre. La historia del hormigón en el siglo XX, con su alma de acero, era muy comprensible para el público. En lugar del adobe, incierto ante un sismo, había llegado la tecnología del siglo XX, el progreso industrial, aportando este material sólido, esta roca líquida que es el hormigón, para ofrecer una resistencia a toda prueba. Los edificios de Ricardo González Cortés, de Juan Martínez, los de Alberto y Carlos Cruz Eyzaguirre o los de Costabal y Garafulic, contundentes, hacían visible ese cambio. A lo largo de dos décadas, en los años 30 y 40, los edificios de hormigón masivo se habían apoderado del centro...

Torre Plaza de Armas

| Ver más »
Por Miguel Laborde Fotografías, Sebastián Sepúlveda a lógica de este prototipo era muy evidente; una "placa" que mantenía el tejido de la ciudad, donde el público encontraría comercio y servicios, y más arriba una "torre" de área menor, que podría recibir asoleamiento y ventilación por sus cuatro caras. Así quedaba solucionado el problema de los rascacielos, que se estaban acumulando en Nueva York y Chicago sin dejar espacios entre sí. Se estaban haciendo sombra unos a otros. Pero, más aún, era el primero en ofrecer una "caja de vidrio" sin más, simple e industrial, igual a sí misma e idéntica a tantas que florecían en el mundo al mismo tiempo, como hecha en serie por alguna empresa constructora. Casi sin necesidad de arquitectos... El prototipo había aparecido en Nueva York, la Lever House, obra de Skidmore, Owings & Merrill para los hermanos Lever, los grandes...

Aulas Helen Lee Lassen

| Ver más »
Texto, Miguel Laborde Fotografías, José Miguel Pérez El concurso ­mal que mal se trataba de diseñar una obra relevante para el nuevo Campus San Joaquín de la Universidad Católica­ atrajo a la mayoría de los profesores de su Escuela de Arquitectura. No hacía mucho se había realizado el de la Escuela Naval, en que habían participado varios académicos en bloque, encabezados por Mario Pérez de Arce Lavín, y habían ganado. Pero ahora sería distinto. Concursarían por separado, unos contra otros... lo que despertó el interés del alumnado. Además, estas aulas no pertenecerían a una facultad determinada sino a todas, como espacios interdisciplinarios simbólicos de la nueva enseñanza, abierta. Debían evocar, visualmente, el futuro. Enorme fue la controversia cuando se informó que el proyecto ganador era el de Arturo Urzúa ­director de la Escuela­, Federica Frank y...

Santiago al detalle

| Ver más »
Por Miguel Laborde Fotografías, Homero Monsalves Gath y Chaves, el mítico y más deslumbrante comercio de inicios del siglo XX en Santiago, no resistió la modernidad. En los años 60, con largas huelgas de por medio, sus dueños lo cerraron y se fueron del país. El sitio era inmejorable, en Estado con Huérfanos. Muy caro, también. En 1968, 1969, el centro seguía captando cerca de tres cuartas partes de las compras de la ciudad y cada metro cuadrado entre Agustinas, Huérfanos, Estado y Ahumada tenía un valor muy alto. Melvin Villarroel, arquitecto boliviano formado en Chile, el más vanguardista del momento, autor del Caracol de Los Leones, La Maison y el diseño interior de La Pizza Nostra, proyectó para ese terreno otro caracol que, incluso, alcanzó a ser publicado en la prensa. Era una novedad, tomar el Museo Guggenheim de F. Lloyd Wright, esa rampa que asciende hasta...
Noticias relacionadas:

Edificio banco buf

| Ver más »
Texto, Miguel Laborde Fotografías, Homero Monsalves El fundador de esta oficina, Mario Pérez de Arce Lavín, nacido en 1917, verá surgir las primeras obras modernas de Chile y, junto a Sergio Larraín García Moreno en la Universidad Católica, será uno de sus protagonistas más destacados. Alerta a los signos de los tiempos, viaja a Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, a obtener un Máster of Arts en la Universidad de Florida, creando así, tempranamente, un vínculo permanente con el lenguaje de las vanguardias. Frente a ello madura un discurso propio que, a lo largo de la vida, se traduce en estadías como investigador y profesor del London County Council, el MIT en Boston y la Universidad de California, todo lo cual transmite en Chile como director y más tarde decano de la Facultad de Arquitectura en la Universidad Católica. Empapado de las utopías del...

reciclaje de la real casa de aduana

| Ver más »
Por Miguel Laborde Fotografías, Sebastián Sepúlveda Tres factores convergieron para que, a fines de los 70, en Santiago floreciera el interés patrimonial. Tal vez el más decisivo fue el político, la crisis de 1973, en que el quiebre institucional angustia a todos los sectores y comienza un ciclo de búsquedas relativas a lo chileno, la identidad, la memoria que une a todos en una trama de vida y lugares. Hasta entonces, la indiferencia era la norma. Coincidió, en esos mismos años, la desilusión de la modernidad y el redescubrimiento de los barrios, los ambientes con historia, la arquitectura de otros siglos, la ciudad como cultura y no sólo como urbe eficiente de flujos y localizaciones. Por último, asumió la alcaldía un emprendedor, Patricio Mekis, quien, excepcionalmente, valoraba el patrimonio cultural. Haber sido edil de Rancagua, ciudad histórica, tal vez reforzó...
.